¿Se te pega la almohada? Te decimos cómo ser (por fin) más puntual

¿Se te pega la almohada? Te decimos cómo ser (por fin) más puntual

Tiempo de lectura: 3 mins.

Si tienes el mal hábito de llegar 20 o hasta una hora tarde a cualquier reunión, cita de trabajo e incluso a tu trabajo por Zoom, no te preocupes, aquí te revelamos unos tips para que seas una persona más puntual.

La puntualidad es algo más que llegar a tiempo a un lugar o reunión, es una disciplina y valor de gran importancia, ya que demuestra nuestro compromiso e interés ante las personas y es una muestra de respeto hacia el tiempo de los demás.

Si tú eres de los que llega más de 10 minutos tarde a todas las citas y quieres terminar con este hábito, aquí te damos una mano y te revelamos algunos consejos para convertirte en una persona más puntual.

Reconoce lo importante que es el tiempo

Lo primero que se debe hacer para terminar con la impuntualidad es reconocer que lo eres y darle el valor necesario al tiempo, sobre todo al de las otras personas.

Sé empático y pregúntate cómo te sentirías si citas a una persona y llegue 30 minutos después. Tal vez sientas que esa persona no tiene interés, no está comprometido o no le importa que hiciste lo necesario para llegar a tiempo.

Organiza tu día una noche antes

Para que no estés corriendo por la mañana, organiza tu día desde un día antes. Esto va desde organizar tu ropa, hasta poner en orden documentos importantes.

Si realizas estas actividades con anticipación, al día siguiente no te sentirás tan presionado por organizarte y salir a tiempo.

También te puede interesar: La semana laboral de cuatro días es el futuro: aquí, las razones

Fija alarmas para cada cita

Además de fijar alarmas para levantarte temprano, es importante que pongas algunas para cada compromiso que tengas.

De acuerdo con Psicología y mente, las alarmas deben programarse en el momento que debes empezar a alistarte para salir.

Lo importante es respetar las alarmas y nunca ignorarlas.

Sal unos minutos antes

Si consideras que debes salir de casa unos 40 minutos para llegar a tiempo, piensa en cualquier inconveniente que podrían retrasarte como tráfico o que se ponche la llanta del auto; así que más vale salir unos 15 o 20 minutos de anticipación.

 Ponte pequeños castigos y premios

Otra forma de alentarte a no llegar tarde es colocarte pequeños castigos. Si llegas hasta 1 minuto tarde, paga una penalización por hacerlo.

Pero si llegas a tiempo e incluso unos minutos antes, date una recompensa. Sigue estos consejos y lograrás convertirte en una persona más puntual.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.