Meghan, Harry y Netflix: una triada impactante

Meghan, Harry y Netflix: una triada impactante

Tiempo de lectura: 2 mins.

En su vida lejos de la Corona británica, Meghan Markle y el príncipe Harry mostrarán su creatividad en televisión, ya que producirán contenido con Netflix.

Dicen que se trató de un contrato millonario. Muchos rumoran que hasta de 150 millones de dólares. Pero es un fichaje con gran retorno de inversión para la plataforma de streaming. Lejos de Buckingham, Meghan Markle y el príncipe Harry ahora producirán contenido con Netflix. Y la triada asegura éxito. Con este nuevo empleo, los exroyal podrán pagar sus deudas a la Corona y continuar con su vida “normal”, lejos de los estrictos protocolos bajo los que vivían.

Así que ahora, los exroyals se dedicarán a hacer documentales, series, películas y contenido para niños en exclusiva para esta famosa plataforma. En el comunicado que confirma esta alianza, la pareja aseguró que se enfocarán en crear “contenido que informe, pero que también dé esperanza”. Aseguran que, como padres, asegurar una programación familiar inspiradora es muy importante para ellos. El cofundador Andrew Ross Sorkin dio a la CNBC que lo que harán será “entretenimiento épico”. Ya veremos de qué se trata cuando lancen sus primeros productos en 2021.

Te puede interesar: Meghan Markle habla sobre la muerte de George Floyd

Las implicaciones de la unión de Meghan Markle y el príncipe Harry con Netflix

Al parecer una de las primeras cosas que cambió este trato fueron los Invictus Games. Estos juegos internacionales, organizados por Harry para homenajear y recaudar fondos de ayuda para hombres y mujeres heridos en misiones militares, han sido cancelados. Creados en 2014, iban a transmitirse por Amazon Prime. Pero el panorama ha cambiado. Ahora que Meghan Markle y el príncipe Harry han firmado con Netflix, el proyecto se ha interrumpido de manera abrupta. Ante los rumores de que esto se debiera a una cláusula de exclusividad impuesta por Netflix o a una mejor oferta económica, Harry respondió que le ofendía que se creyera que era la causa. La realidad es que los Invictus Games iban a financiarse por medio de un concierto de Beyoncé en Los Ángeles a realizarse en la próxima primavera, pero a causa de la pandemia el evento no podrá realizarse como estaba planeado y tendrá que replantearse. Y, menos mal, eso no tiene absolutamente nada que ver con Netflix.

También lee: No más pieles para la reina de Inglaterra