No más pieles para la reina de Inglaterra

No más pieles para la reina de Inglaterra

Tiempo de lectura: 2 mins.

Sin embargo, la monarca británica continuará usando las piezas con pieles auténticas que ya poseía.

Sí, desde ahora, el impresionante guardarropa de Isabel II, reina de Inglaterra, estará libre de pieles animales. Así lo hizo saber un portavoz del Palacio de Buckingham, quien explicó que a partir de ahora la ropa de la reina sólo tendrá pieles de imitación. La decisión de la reina, que simboliza un gran cambio en las tradiciones de la realeza, ha sido aplaudida por grupos animalistas y continúa con el ejemplo que grandes firmas de moda, tiendas departamentales e incluso estados como el de California han dado a la industria.

Eso sí, según el representante del palacio, la reina de Inglaterra seguirá usando las piezas con pieles que ya existen en su armario. “No estamos sugiriendo que todas las piezas con pieles serán reemplazadas, o que la reina jamás volverá a usar pieles. Ella continuará usando los trajes que existen en su colección.”

Según activistas, el que una figura pública de tal relevancia tome esta decisión es clave para la lucha por los derechos de los animales. Tradicionalmente, el uso de pieles era un símbolo de estatus y las apariciones de la realeza usando pieles lo constataban. Evidentemente, ya no es así.

NO TE PIERDAS: Macy’s y Bloomingdale’s dejarán de vender pieles

Futuro prometedor

Con más personas siguiendo el ejemplo de Isabel II, el futuro para los animales destinados a las granjas de piel se vislumbra cada vez más alentador. En el pasado, organizaciones como PETA, Anima Naturalis y Fur-Free Alliance, hicieron visibles los tratos crueles a los que zorros, conejos y visones, entre otros, eran sometidos en estos lugares. 

En principio, los animales viven una vida de confinamiento en jaulas que difícilmente les permiten moverse; maltratos y mala alimentación resultan en numerosas enfermedades que no siguen ningún tratamiento. Algunos de ellos mantienen heridas infectadas causadas por las trampas que los llevaron hasta ahí. Finalmente, los animales son sacrificados con métodos crueles como la electrocución o el ahogamiento, lo que resulte más barato para la cruel empresa. 

Reina de Inglaterra en Wokii
Zorro plateado en granja de pieles (Fur-Free Alliance)