La conmovedora historia de Jessica Lauser: una verdadera campeona de ajedrez (y de la vida)

La conmovedora historia de Jessica Lauser: una verdadera campeona de ajedrez (y de la vida)

No cabe duda que cuando se quiere alcanzar un sueño se hace hasta lo imposible, tal es el caso de Jessica Lauser quien a pesar de tener una discapacidad visual ha destacado en el mundo del ajedrez.

Está demostrado que en muchas ocasiones la realidad supera la ficción, y para muestra la historia de Jessica Lauser, una extraordinaria ajedrecista, que tras ganar tres veces en Estados Unidos, al igual que Beth Harmon, el personaje de la exitosa serie de Netflix, Gambito de Dama, busca competir en Rusia.

Sin embargo, Jessica tiene una peculiaridad que la hace aún más admirable: un ojo está completamente ciego; en el otro, sólo ve sombras.

Jessica Lauser juega desde los 7 años de edad. Y perfeccionó su técnica en las calles de San Francisco, San José y Washington, en Estados Unidos.

Los ajedrecistas con su condición usan un tablero especial con clavijas que les permite sentir las piezas sin voltearlas. Por lo que deben tener muy buena memoria para saber dónde se ubican.

Así es la técnica de juego de Jessica Lauser

Al poder ver de muy cerca con un ojo, graba con su celular los movimientos anotados de una partida anterior. Y luego replica el juego para poder estudiarlo.

Gracias a su inteligencia para resolver los problemas, ha logrado vencer a los rivales más fuertes de su propio país, pero al no tener un trabajo estable que le permita costear el viaje a Rusia para competir, su sueño se ve lejano.

“Me he mantenido en la pobreza perpetua toda mi vida adulta, aunque siempre he trabajado. Por eso juego ajedrez, porque me ayuda a afrontar todas las cosas que no puedo cambiar”, contó Jessica Lauser en una entrevista para New York Times.

La campeona de ajedrez cuenta con dos licenciaturas y ha trabajado en empleos federales con la esperanza de tener más oportunidades, situación que no la ha favorecido.

Asimismo, su más grande anhelo es participar en la próxima Olimpiada de Ajedrez en Rusia, programada para el año 2022, si la pandemia lo permite.

“Mi sueño sería ganar suficiente dinero para vivir. Poder usar el dinero para competir y ayudar a los demás. Quizás, vivir en Rusia, enseñar inglés y jugar ajedrez”, concluyó.

La historia de Jessica Lauser es un ejemplo más de que cuando los sueños son más grandes que las limitaciones, todo en esta vida se puede lograr. Y qué buen jaque mate ha encontrado la ya famosa campeona de ajedrez.

También lee: Michael Jordan, una inspiradora historia de altruismo y solidaridad.