INO-4800, la vacuna contra el coronavirus

INO-4800, la vacuna contra el coronavirus

Tiempo de lectura: 2 mins.

Después de que China reveló el código genético del coronavirus, el laboratorio Inovio empezó a desarrollar una vacuna llamada INO-4800.

El 31 de diciembre de 2019, China comunicó a la OMS sobre un nuevo brote de neumonía en la ciudad de Wuhan. Días después, el 7 de enero del 2020, se determinó que la enfermedad es causada por un nuevo tipo de coronavirus, denominado como 2019-nCov. Desde entonces, el virus se ha propagado a diferentes ciudades chinas e incluso a otros países. 

Hasta el momento, miles de personas están infectadas y centenares han fallecido. Aunque es importante señalar que la tasa de mortalidad ha bajado a 2,1% del 2,3 % inicial. De hecho, muchos afectados ya recibieron el alta médica. Por otra parte, la OMS señaló que el coronavirus aún no es una pandemia, sino un brote con múltiples frentes. También añadió que es importante no divulgar información falsa y alarmista, pues obstaculiza las medidas para combatir el virus.

Wuhan, la ciudad donde se originó el brote de coronavirus.

Gracias a que China publicó de forma inmediata el código genético, científicos de todo el mundo, en colaboración con diferentes gobiernos, están tratando de contrarrestar este mal. Actualmente, el laboratorio Inovio, ubicado en San Diego, Estados Unidos, está desarrollando una nueva vacuna con una novedosa tecnología de ADN. “INO-4800” es su nombre provisional y se podrá probar en humanos en un lapso de cuatro a cinco meses. 

Inovio empezó a trabajar sólo 3 horas después de que China reveló la secuencia ADN del virus. Aunque no se sabe si el brote de coronavirus seguirá cuando la vacuna esté lista, se convertirá en la más rápida que se haya desarrollado.

Los habitantes de China toman todas las medidas preventivas para evitar el contagio

Kate Broderick, vicepresidenta de investigación y desarrollo de Inovio, comentó que las vacunas médicas de ADN, como la que actualmente se está desarrollando para contrarrestar el coronavirus, son innovadoras porque usan secuencias genéticas para enfocarse en partes del patógeno donde se cree que el cuerpo genera la respuesta más fuerte. 

También agregó que utilizan las propias células del paciente como una fábrica para la vacuna, fortaleciendo los mecanismos de respuesta natural del cuerpo. Si las pruebas iniciales en humanos son exitosas, podrían probarlas aproximadamente a finales de año.

TE PUEDE INTERESAR: VACUNA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA