¡Felicidades! Ella es la primera atleta transgénero que irá a las Olimpiadas

¡Felicidades! Ella es la primera atleta transgénero que irá a las Olimpiadas

Laurel Hubber ha conseguido mantener su testosterona a los niveles exigidos, para poder participar en la categoría de halterofilia en las Olimpiadas de Tokio

Se llama Laurel Hubbard y el Comité Olímpico de Nueva Zelanda ha decidido incluirla en la lista de atletas que publicó este lunes con los nombres de quienes estarán en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. La deportista transgénero participará en la categoría de halterofilia, en las Olimpiadas.

La respuesta a través de un comunicado ha sido de celebración: «Me siento agradecida y humilde por la amabilidad y el apoyo que me han brindado tantos neozelandeses». Hubbard tiene 43 años y comenzó en 2012 su proceso de reasignación de sexo.

Cumple con todos los criterios

El organismo olímpico neozelandés aseguró que Hubbard cumple con los criterios exigidos por la Federación Internacional de Halterofilia, el Comité Olímpico Internacional (COI) y de Nueva Zelanda. Y se refieren a requisitos que incluyen cambio de sexo, entre otros.

«Reconocemos que la identidad de género en el deporte es una cuestión muy sensible y compleja. Y requiere un equilibrio entre los derechos humanos y la equidad en el terreno de juego», indicó Kereyn Smith, director general del Comité Olímpico de Nueva Zelanda.

¡Por fin! Esta es la primera atleta transgénero que irá a las Olimpiadas

Desde 2015, el COI estableció unas pautas que permiten a cualquier atleta transgénero competir como mujer. Pero necesitan que sus niveles de testosterona estén por debajo de 10 nanomoles por litro al menos 12 meses antes de su primera competición. Situación que Laurel Hubbard logró.

Acumula premios

Hubbard tiene una trayectoria de éxito. Ganó una medalla de plata en los Campeonatos del Mundo de 2017. También fue sexta en 2019 tras sufrir una importante lesión cuando competía en los Juegos de la Commonwealth de 2018. Pero esta lesión no le impidió a la deportista transgénero alcanzar su lugar para las Olimpiadas. La razón es que al quedar en séptima posición en la categoría +87 kilos, tenía el pase garantizado.

«Cuando me rompí el brazo en los Juegos de la Commonwealth hace tres años, me dijeron que mi carrera deportiva probablemente había llegado a su fin. Pero su apoyo, su ánimo y su aroha (amor, en maorí) me levantaron a través de la oscuridad», contó Laurel Hubbard.

La atleta transgénero destaca en la clasificación de 285 kg y esto la posiciona muy bien entre sus competidoras más preparadas que acudirán a las Olimpiadas. Las expectativas la colocan en un podio con una medalla importante en el cuello.

Controversia en las gradas

A pesar de que la inclusión siempre es una buena noticia, no todo el mundo está de acuerdo con la decisión de incluir a mujeres trans en categorías de deportes femeninas. Argumentan que tienen más ventaja que las mujeres que nacieron como tales.

Algunos detractores mencionan un estudio reciente del British Journal of Sports Medicine. Ahí se menciona que incluso después de un año de terapia hormonal, las mujeres trans en promedio tenían una ventaja sobre las mujeres cisgénero o no transgénero.

En lo que se ponen de acuerdo, debemos confesar que nos da gusto ver que la inclusión para personas transgénero en las Olimpiadas ya es una realidad. Prueba clara es la invencible Laurel Hubbard.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También te puede interesar: Mitos y realidades sobre las personas trans