Recommerce: la revolución de la moda por el medio ambiente

Recommerce: la revolución de la moda por el medio ambiente

Tiempo de lectura: 3 mins.

Recommerce es un concepto del que escucharemos con cada vez más frecuencia en la industria de la moda ya que ayudará a cuidar al medio ambiente.

Cada vez vemos más opciones para comprar ropa vintage, ropa usada o ropa renovada. Incluso hay cada vez más sitios para rentar prendas de lujo. Todas estas prácticas pueden englobarse bajo el concepto recommerce, que ayuda a que la moda dañe menos al medio ambiente. Esto porque permite que prendas que antes se iban a la basura sin más, ahora puedan tener una segunda vida con intervenciones o con la recuperación de sus materiales para hacer prendas completamente nuevas.

La revista Vogue considera a este estilo de comercio una de las nuevas grandes tendencias en el mundo de la moda. Y aunque siempre ha existido, ahora las firmas más famosas buscan tenerlo también bajo su control para asegurar la sostenibilidad de su ciclo de producción.

Con esto también se está desarrollando nueva tecnología para recuperar textiles. Así que no solo se trata de las tradicionales ventas de garaje, sino de un nuevo formato de venta que, en genera, provendrá de manera directa de la industria.

No te pierdas: Naciones Unidas x Pangaia, una colección de moda que celebra los 17 Objetivo de Desarrollo Sostenible

El recommerce y cómo ayuda a que la moda no impacte más en el ambiente

Aunque siempre han existido las ventas de segunda mano, se trataba de iniciativas de particulares que nada tenían que ver con las marcas. La nueva tendencia, en cambio, implica su participación en el recommerce como una intención general de la moda para impactar menos el medio ambiente. Prada, por ejemplo, está recuperando el nylon de prendas usadas, defectuosas o mermas textiles para generar nuevas prendas. H&M también lo está haciendo con Looop, invitando a sus clientes a llevar sus prendas gastadas para recuperar los textiles y darles nueva vida Gucci también hace lo suyo, tomando sobrantes de colecciones pasadas para crear otras nuevas que se enriquecen con el estilo ecléctico de la combinación de temporadas. E iniciativas como Invitadísima rentan ropa ideal para que puedas asistir a una fiesta con las prendas más glam sin que tengas que comprar ropa nueva que difícilmente volverás a usar.

Foto: Cortesía Invitadísima.

El recommerce nos ayuda a repensar nuestro consumo: ¿realmente necesitas ropa 100% nueva que genere nuevos gastos de producción y la necesidad de más insumos naturales? Quizá no.

Foto: Cortesía Invitadísima.

No te pierdas: La nueva línea sostenible de Gucci protagonizada por Jane Fonda