Los perros pueden distinguir a las “malas personas”

Los perros pueden distinguir a las “malas personas”

Tiempo de lectura: 2 mins.

No solo son el mejor amigo del hombre, también son capaces de descubrir y despreciar a los que fueron crueles con sus humanos.

Los perros son capaces de detectar cuando nos sentimos tristes, enojados o muy estresados, porque inmediatamente que lo perciben, corren para consolarnos y hacernos sentir que estarán con nosotros a pesar de cualquier problema. Tal vez por eso son considerados como “el mejor amigo del hombre”.

Pero esta no sería la única cualidad de estos animales, ya que según una investigación, los perros son capaces de reconocer cuando alguna persona es mala con nosotros.

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Kyoto, y publicado por Neuroscience and Biobehavioral Reviews, los perros son capaces de distinguir si una persona es buena o mala según su comportamiento.

Esto se descubrió con un simple experimento donde se ponía a una persona batallando por abrir un frasco. Frente al perro se colocaron tres personas: su dueño, que trataba de abrir un frasco, y dos actores. Uno que solo miraba al dueño tratando de abrir el frasco y otro que lo ayudaba.

También, existía el caso en el que el dueño pedía ayuda a un actor; pero este se la negaba. Los perros se mantenían fijos al comportamiento de los humanos; así como a la respuesta de los participantes.

También te puede interesar: ¿Tu perro roba y rompe tu ropa? Esta es la razón de su comportamiento

Los perros distinguen entre el bien y el mal

Después de la observación, los actores del experimento le ofrecieron premios a los perros, y estos animalitos siempre prefirieron comer los que ofrecían las “buenas personas”. Cuando el actor que le negó la ayuda a su dueño les ofrecía alguna golosina, los perritos simplemente los ignoraban.

“Si alguien se comporta de manera antisocial, los perros probablemente generarán alguna especie de reacción emocional”.

La larga historia entre perros y humanos ha hecho que estos animales se hayan hecho perceptivos de nuestros comportamientos no sólo hacia ellos, sino con otros seres humanos”.

Así que ya sabes, si tu perro no quiere a tu amigo o vecino, tal vez es porque ellos no han sido buenas personas contigo.