Mociun y sus divertidas joyas para foodies

Mociun y sus divertidas joyas para foodies

Tiempo de lectura: 3 mins.

La firma neoyorquina Mociun se caracteriza por hacer joyas con piedras raras. Con ellas, hacen desde joyería clásica hasta estas lindas joyas perfectas para los foodies.

Es una tendencia reciente que la joyería se tome las cosas cada vez con más humor. Por supuesto, los materiales exigen ser tratados con seriedad, pero los diseños merecen ser tan libres como los creadores deseen. Y ahora parece que una inspiración común está en la comida, como vimos con la joyería ética de la diseñadora Jean Riley inspirada en las frutas. Pues bien, siguiendo el trend, Mociun presenta una nueva colección de joyas perfectas para foodies. Se llama Small Bites y es parte de una línea permanente llamada Fine Foods. Esta vez, los joyeros recrearon pequeños hors d’oeuvres y crudités. Así que los sibaritas pueden encontrar estas de por sí pequeñas indulgencias, en miniaturas de piedras y metales preciosos.

Tienes que leer: ¿Conoces PAAR, pionera en el upcycle de la joyería mexicana?

Todas las figuras se basan en los modelos realizados por la fundadora de la marca, Caitlin Mociun, y luego fueron llevados a las piezas que están hechas, en su mayoría, de oro o titanio en combinación con gemas como zafiros, rubís y diamantes.

Qué hay de especial en las joyas para foodies de Mociun

Al crear estas joyas ideales para los foodies, Mociun ha considerado un gran respeto por los materiales. No se trata de joyas que se vendan a nivel masivo. De hecho, estas pequeñas piezas que miden en promedio 35 mm x 10 mm son, en su mayoría, piezas únicas. Todas se hacen bajo pedido en los talleres de la marca, ubicados en Williamsburg, el área más hip de Brooklyn. Hay dijes y aretes y las figuras son divertidísimas. Hay ostras, camarones, dumplings, aceitunas listas para formar parte de un martini, uvas, champiñones, espárragos, aguacates y más delicias.

Small Bites es una colección perfecta para quienes desean proyectar su amor por el arte de la gastronomía en todo detalle. Y además también es una curiosidad que los fanáticos de la joyería sabrán apreciar por su calidad y por la meticulosidad que Mociun ha puesto en la producción. Sin duda, un regalo increíble para los chefs, pero también un accesorio que hará feliz a cualquiera porque, ¿quién no amaría tener un pequeño aguacatito de lujo entre sus pertenencias?

También te gustará: Elements de Swarovski: los cuatro elementos de la naturaleza reunidos en su 125 aniversario