Mira el taxi volador eléctrico de Hyundai y Uber

Mira el taxi volador eléctrico de Hyundai y Uber

Tiempo de lectura: 2 mins.

· Presentado durante el Consumer Electronic Show (CES) en Las Vegas, el modelo, producto de la colaboración entre Hyundai y Uber, tendrá listo su primer prototipo en 2023.

El primer taxi volador será piloteado por un humano para ofrecer viajes compartidos a través de la aplicación de Uber, pero las compañías han dicho que el próximo objetivo será desarrollar un software para que el taxi se controle de manera autónoma

Esta no es la primera vez que dos grandes compañías unen esfuerzos para ofrecer opciones de movilidad en ciudades ahogadas por el tráfico. En 2019, Airbus hizo lo propio en alianza con la firma alemana Audi, y Boeing junto a Porsche pusieron en marcha el desarrollo de un tipo similar de vehículos. Si no hemos tenido grandes noticias al respecto de estas alianzas, es porque la movilidad aérea de este tipo aún tiene muchos obstáculos que sortear: desde tecnología segura para los usuarios, hasta certificaciones y permisos emitidos por las municipalidades y autoridades viales.

El taxi volador de Hyundai y Uber

Este ambicioso proyecto, liderado por un antiguo miembro de la NASA, Jaiwon Shin, lleva por nombre Hyundai S-A1. La aeronave tiene capacidad para cuatro pasajeros, alcanza una velocidad máxima de 290 kilómetros por hora, cubrirá distancias de aproximadamente 100 kilómetros y su elevación será de hasta 600 metros

No te pierdas: El nuevo scooter eléctrico de Hyundai


Otra de sus particularidades es el despegue vertical y su sistema de propulsión eléctrica multirotores que, de acuerdo a Hyundai, reducen sustancialmente el riesgo de accidente. Además, las compañías presumen que el taxi puede recargar su energía (no se especifica cuánta) en tan sólo siete minutos. 

Con este proyecto, Uber busca ampliar sus programas de movilidad aérea, actualmente en operación en grandes ciudades de Estados Unidos como Nueva York. Ahí, la compañía ofrece viajes que trasladan pasajeros de Manhattan al aeropuerto JFK en sólo ocho minutos.