5 cristales curativos para renovar cuerpo y mente: esto dice la ciencia

5 cristales curativos para renovar cuerpo y mente: esto dice la ciencia

Desde tiempos ancestrales, el uso de cristales o piedras preciosas para la sanación o protección de la gente, ha tenido una enorme influencia en civilizaciones enteras. Razones hay muchas.

Si te sientes abrumado por problemas físicos y/o energéticos, tal vez podrías intentar solucionarlos con la gemoterapia, una disciplina que utiliza cristales para ayudar a sanar cuerpo y mente a través de la energía.

La ciencia, incluso, está de acuerdo en que utilicemos estos cristales a nuestro favor. El físico James Clerk Maxwell usaba los conceptos de electromagnetismo y de la teoría cuántica para explicar cómo todo vibra a una frecuencia determinada, lo cual permite que los cristales generen una capacidad de cambiar las frecuencias de otros objetos y cuerpos cuando ocupan el mismo espacio.

De hecho un cristal, con sus propias oscilaciones de frecuencia, “vibra dentro de un campo de energía a través de la ley física de la resonancia, la creación de un campo vibratorio superior y el impacto en el sistema nervioso y la transmisión de la información del cerebro”, decía Maxwell. 

Además, por extraño que parezca, los cristales se han utilizado en muchas culturas desde la antiguedad, ya que de ellos se extraen numerosos nutrientes de la naturaleza, los cuales establecen el flujo de energía en el cuerpo, el equilibrio físico, mental, emocional y espiritual de una persona.

Sin embargo, no todas las gemas son iguales y sus propiedades dependen de cada cristal. Aquí mencionamos los 5 cristales más conocidos -¡y efectivos!-

Amatista

Transmite energía positiva, por eso es calmante y ayuda en la meditación. Está considerada como la piedra que soluciona los problemas relacionados con dolores de cabeza.

la amatista tiene poderes curativos y tranquilizantes

Turmalina negra

Se emplea para la limpieza, la protección y la transformación. Absorbe las energías negativas y las dirige hacia la tierra para ser transmutadas, por lo que es muy poderosa para tratar la ansiedad.

Ónix negro

Elimina miedos, mejora la estabilidad y promueve la seguridad personal. Se vincula a la fe y a los sueños, por lo que aseguran que es de los cristales más usados para superarse en la parte espiritual.

Jade verde

Es un símbolo de pureza, serenidad y sabiduría. Además, se considera un mineral que emite calma y proporciona pureza y protección. Y, lo mejor: favorece la sanación y el equilibrio mente-cuerpo.

El jade es uno de los cristales curativos

Ágata roja

Proporciona fortaleza, equilibrio, energía vital y emocional. Asimismo, es habitual su uso como piedra de curación, aliviando molestias en cabeza, pulmones y ojos.

No por nada estos cristales se han empleado durante milenios: los romanos usaban los talismanes para mejorar la salud y para protegerse en las batallas. Los egipcios portaban el lapislázuli para la regeneración de sus poblaciones. Los chinos confían en la amatista para la conciencia meditativa. Y ahora te toca a ti elegir el cristal con el que piensas que te sentirás mejor.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: Ejercicios fáciles que debes hacer para comenzar el día con energía.