5 soluciones altamente efectivas para la sobrepoblación mundial

5 soluciones altamente efectivas para la sobrepoblación mundial

Se espera que la población pase de 7 mil millones a 11 mil millones de personas a finales del siglo. Conoce las soluciones a la sobrepoblación mundial.

La sobrepoblación mundial requiere de soluciones urgentes. Desde el boom de la tasa de natalidad, en los años 70, los gobiernos y organizaciones como la ONU han mostrado una gran preocupación ante este problema.

Hoy, el mundo tiene 7 mil millones de habitantes. Se espera que para 2050 seamos ya 9 mil millones y, hacia el final de este siglo, alcancemos los 11 mil millones de personas, según datos de la ONU.

Este fenómeno está causando problemas como el agotamiento de los recursos energéticos y naturales, aumento de la contaminación, incremento en el consumo de energía y la extinción de especies animales y vegetales.

Por ejemplo, el sobreconsumo de aguacates está causando la deforestación de los bosques en Michoacán, México (la principal zona de producción a nivel mundial) y la muerte de millones de abejas en California debido a la sobreproducción de almendras.

Debemos crear soluciones a la sobrepoblación mundial, atacando sus causas y previniendo sus consecuencias y soluciones.

Foto: Unsplash

Estas son algunas soluciones a la sobrepoblación mundial

Para evitar un crecimiento no sostenible de la población, es necesario crear leyes y propuestas que regulen la población. Pero también, la autoregulación será importante para contribuir a la sostenibilidad en el mundo.

Aquí te presentamos algunas soluciones a la sobrepoblación.

1. Promover la planificación familiar

En algunas partes del mundo, la planificación familiar ha dado buenos resultados. Cuando Irán introdujo un programa de planificación familiar en 1989, su tasa de fecundidad cayó de 5.6 nacimientos por mujer a 2.6 en una década.

En un esfuerzo similar en Ruanda, se triplicó el uso de anticonceptivos en solo cinco años. Pero todavía queda mucho por hacer, sobre todo en países en desarrollo.

La educación sexual es un punto clave, pero también garantizar el acceso a métodos anticonceptivos y a servicios de salud pública dignos.

Foto: Unsplash

2. Ser eficientes en la forma en que producimos

Debemos voltear hacia la hidroponia, reducir el consumo de carne y evitar la sobreproducción de productos altamente contaminantes, como la ropa. Esto no es por sí misma una de las soluciones a la sobrepoblación, pero contribuye a evitar el quiebre de nuestro planeta.

Mejorar la eficiencia es conseguir más por menos. Para ello, es necesario realizar investigación y desarrollar nuevas soluciones a favor del planeta.

Foto: Unsplash

3. Consumir menos recursos naturales: una de las soluciones a la sobrepoblación

Esta es una de las soluciones a la sobrepoblación más efectivas. Si bien no reduce la tasa de natalidad, sí ayuda a prevenir los efectos negativos de la sobrepoblación mundial.

Para que nos demos una idea de la disparidad en el consumo, un ciudadano estadounidense o europeo consume 30 veces lo que una persona que vive en un país de África.

Algo tan sencillo como reducir el uso de nuestro automóvil y utilizar una bicicleta o transporte público puede crear un cambio. También, reducir el número de prendas de ropa que compramos.

Foto: Unsplash

4. Crear más y mejores leyes de hijo único

Lo primero que nos viene a la mente cuando hablamos de la ley del hijo único es China. Amnistía Internacional reporta que la política dio lugar a abortos y esterilizaciones forzadas. También interrumpió las estructuras de apoyo tradicionales para los ancianos y provocó un desequilibrio de género, que hoy son un problema. Entonces, ¿es una de las soluciones recomendables para la sobrepoblación?

La respuesta a lo anterior es compleja y ambigua. Sin embargo, la fecundidad en China se redujo de seis nacimientos por mujer en la década de 1960 a 1.5 en 2014.

Foto: Unsplash

La ley del hijo único puede funcionar siempre que no se pierda de vista los derechos humanos, tanto de las mujeres como de los bebés y los niños.

Por ejemplo, en lugar de sancionar por tener más de un hijo, se trata de crear incentivos para que las familias gocen de beneficios entre menos hijos tengan. Y claro, nuevamente la educación es fundamental.

5. Empoderar a las mujeres

Los estudios muestran que a las mujeres con acceso a servicios de salud reproductiva les es más fácil salir de la pobreza, mientras que las que trabajan tienen más probabilidades de utilizar métodos anticonceptivos.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas tiene como objetivo abordar ambos problemas a la vez, ejecutando proyectos de microcrédito para convertir a las mujeres jóvenes en defensoras de la salud reproductiva.

Foto: Unsplash

También te recomendamos: El chocolate está en peligro de extinción. ¿Cómo evitarlo?

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.