El chocolate está en peligro de extinción: ¿cómo evitarlo?

El chocolate está en peligro de extinción: ¿cómo evitarlo?

El chocolate ha tenido desde tiempos fundacionales de México, un valor simbólico y económico muy importante. Pero, ¿por qué corre peligro?

Según nuestros propios estudios, 9 de cada 10 personas aman el chocolate… y el décimo miente. Parece chiste, pero es anécdota. Este preciado alimento, esencialmente originario de nuestro país, es desde siempre uno de los manjares consentidos del paladar de la humanidad. Pero, ¿sabías que el chocolate está en peligro?

Alerta máxima

Como es sabido, la deforestación en varias partes del mundo es preocupante. En tiempos de pandemia, contrario a lo que pudiéramos pensar, tuvo un incremento atroz. Es urgente de atender: el chocolate está en peligro.

Costa de Marfil y Ghana, países que en su conjunto producen casi dos tercios del suministro de cacao en el mundo, han encendido las alarmas porque la deforestación es un problema que puede significar que el cultivo de éste desaparezca. Las consecuencias pueden ir desde se extinción en esta región de la Tierra, hasta una disminución significativa en la producción de chocolate en cualquiera de sus presentaciones y por ende dejar de ser algo asequible. 

Hay que cuidar los bosques

Ya sabemos del peligro inminente que causa la deforestación masiva, incluso se cree que a causa de esto, virus como el que azota a la humanidad entera y que nos ha mantenido en zozobra el ultimo año, pudo surgir a raíz de esto. ¿Pero que estamos haciendo para frenar esta tala inmoderada y maltrato de estos ecosistemas? En lo referente al tema del cacao y el peligro que representa el no cuidar nuestros bosques, cabe decir que los dos mayores productores de cacao del mundo y las mayores empresas productoras de chocolate se unieron y crearon en el 2017  la Cocoa & Forests Initiative (CFI). 

Esta asociación ha dado a conocer recientemente su segundo informe y las acciones que se han tomado para recuperar territorios boscosos y fomentar así una continuidad de siembra del cacao y tener un saldo positivo de bosques saludables. La indicación es sencilla: si amas el chocolate hay que cuidar los bosques.

Cultivar más cacao en menos tierra para evitar que el chocolate siga en peligro

En los principales países productores de cacao algo caracteriza a todos los agricultores que lo cultivan: la pobreza de éstos, alimenta la deforestación. Parte de las iniciativas para fomentar el crecimiento y preservación de bosques saludable en pro del cacao es detener una mayor invasión de las áreas forestales protegidas. ¿Cómo lograrlo? Los productores de cacao deben estar equipados para aumentar la cantidad de cacao que cultivan en la misma tierra, o incluso en menos. 

Igualmente, para aumentar la productividad a largo plazo del cultivo cacao en áreas ambientalmente adecuadas, se ha centrado los esfuerzos de capacitación de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), donde se han incluido los temas de replantación, poda y nutrición del suelo. El año la asociación que protege los bosques para la siembra del cacao (CFI) capacitó a 125,965 agricultores, proporcionando insumos agrícolas como fertilizantes, materiales de siembra y paquetes de diversificación de cultivos.

Hay que cuidar los bosques

Para finalizar, es importante crear conciencia de nuestro papel como consumidores y adoradores del chocolate. Es importante tomar acciones para coadyuvar a que nunca más se tenga el peligro de que no podamos disfrutarlo. Primero, hay que informarnos sobre la situación actual del cultivo del cacao —esperamos que esta nota sirva como punta de lanza para eso—. Segundo, consumir chocolate certificado y de origen responsable (que proceda de fincas productoras de cacao comprometidas con todas las iniciativas que se han emprendido y en su producción haya cadenas de suministro con comercio justo). Tercero y principalmente, cuidar nuestros bosques al máximo y ser responsable de nuestros consumos diarios. 

Por mínimo que parezca, cada pequeña acción contribuye a salvar y preservar nuestro ecosistema. No lo olviden, el chocolate está en peligro: hay que cuidar los bosques.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.