Estos ratones paralíticos ya pueden andar gracias a la ciencia

Estos ratones paralíticos ya pueden andar gracias a la ciencia

Tiempo de lectura: 3 mins.

Una molécula de diseño consigue que ratones paralíticos comiencen a caminar en tres semanas. La investigación está publicada en la revista científica Nature.

Expertos de la Universidad del Ruhr-Bochum estimularon la regeneración de las células nerviosas de estos ratones paralíticos con una inyección de una molécula de diseño en el cerebro. El resultado: caminaron en tres semanas.

La molécula logró establecer un vínculo neuronal que hasta ahora se considera irreparable en los mamíferos. Normalmente, sucede que al dañarse las fibras nerviosas conocidas como axones neuronales (que conectan cerebro y músculos), la comunicación queda interrumpida y no hay tratamiento terapéutico que pueda reparar el daño.

Marco Leibinger, científico.

Molécula milagrosa

Marco Leibinger y sus colaboradores usaron una versión modificada de la interleucina-6 (IL-6), una molécula involucrada en la inflamación, que también participa en la regeneración del sistema nervioso central. Esta citocina de diseño, llamada híper-IL-6, activa los mecanismos moleculares que dependen de IL-6 de forma más eficiente que la molécula natural.

Lo novedoso de este estudio es que la molécula no solo estimula las células nerviosas que la producen, sino que también se transporta a través del cerebro.

Accidentes deportivos o de tráfico

En general, las lesiones de médula espinal que provocan parálisis son causadas por deportes o accidentes de tráfico. El problema es que no todas las fibras nerviosas que transportan la información entre los músculos y el cerebro pueden volver a crecer o conectarse.

Por esta razón, el hallazgo de los científicos alemanes es interesante. Han conseguido estimular la regeneración de las células nerviosas de los ratones paralíticos. La investigación está publicada en la prestigiosa revista científica Nature. 

«Lo especial de nuestro estudio es que la molécula no solo es usada para estimular las células nerviosas, que producen proteínas por sí mismas, sino que también se transporta más allá, a través del cerebro», dijo el director de la investigación, Dietmar Fischer.

Caminar en tres semanas

Los roedores paralíticos que recibieron el tratamiento empezaron a caminar al cabo de dos o tres semanas. El método consiste en inyectar en el cerebro portadores de información genética para producir la proteína, llamada hiperinterleucina-6.

Dietmar Fischer, líder de la investigación.

El próximo paso es aplicar su hallazgo en otro tipo de mamíferos más grandes. «También tenemos que ver si nuestro método funciona en mamíferos más grandes. Estamos pensando, por ejemplo, en cerdos, perros o primates», señaló Fischer.

«Si funciona con ellos, tendríamos que asegurarnos de que la terapia es segura también para los humanos. Pero eso llevará sin duda muchos, muchos años», concluyó el científico.

También te puede interesar: Científicos descubren posible cura contra la diabetes.