¿Qué son los ecoladrillos y cómo debemos usarlos?

¿Qué son los ecoladrillos y cómo debemos usarlos?

Tiempo de lectura: 3 mins.

Los ecoladrillos son una alternativa sostenible para la industria de la construcción. Pero, ¿de qué están hechos y en qué consisten? Te lo decimos.

Somos conscientes de que debemos reducir, reciclar, reparar, rehusar y rechazar, pero ¿qué pasa cuando nuestros residuos no pueden ser reciclados? Ahí entran en juego los ecoladrillos y cómo debemos usarlos porque pueden ser una alternativa perfecta a aquellos elementos cuyo reciclaje es imposible.

Pero vayamos por partes. ¿Qué es un ecoladrillo? ¿Alguna vez has visto uno? En los últimos cinco años se han puesto muy de moda ya que son efectivos y baratos. Aunque si por algo se han hecho famosos es porque son ecológicos. Se trata de una botella de PET y de refresco rellena a presión —no lo olvides—, con residuos limpios y secos que no son reciclables.

Los ecoladrillos son utilizados para la construcción de muros tanto interiores como exteriores. Y son los perfectos sustitutos de los clásicos ladrillos rojos de toda la vida.

Un dato súper importante si tenemos en cuenta que la industria de la construcción es una de las más contaminantes. Solo en México, y según datos de la UNAM, se generan diariamente 7,000 toneladas de residuos de la construcción y demolición.

¿Qué va a mi ecoladrillo?

Por este motivo, los ecoladrillos y cómo debemos usarlos es fundamental en la batalla por reducir la cantidad de residuos que generamos los humanos.

En él debes insertar a presión envolturas bopp o cuyo interior está metalizado como el de las galletas, las papas o, incluso, los de aderezos. También puedes meter las clásicas bandejas blancas de tecnopor que se usan mucho para la carne o el pescado y los recibos que te dan en las tiendas y cuya tinta hace imposible que se pueda reciclar el papel.

Además, puedes incluir cualquier tipo de plástico siempre y cuando esté limpio y seco. Lo ideal es que lo reduzcas a piezas muy pequeñas para que puedas rellenar muy bien la botella de PET. Por último, jamás metas en tu ecoladrillo material orgánico o baterías. Será todo un fracaso.

Proyecto constructivo con ecoladrillos. Fuente: Zamá.

Ahora que ya lo rellené, ¿qué hago con él?

Debes saber que en una botella de dos litros caben tres bolsas de basura tamaño jumbo y que plataformas como Huerto Roma Verde o Zamá recolectan ecoladrillos en diferentes partes del país y se encargan de que sean utilizados en diferentes obras.

Sin ninguna de esas dos te funciona, seguro existe alguna en tu localidad. Pregunta en los centros de acopio ya que sus trabajadores suelen estar muy al tanto de este tipo de cosas.

Te puede interesar: Comerciantes de Guatemala sustituyen empaques de plástico por hojas de plátano