New Leaf Project: experimento en Canadá ha cambiado la vida de los ‘homeless’

New Leaf Project: experimento en Canadá ha cambiado la vida de los ‘homeless’

En algunos lugares del mundo ha aumentado la cantidad de indigentes o llamados también ‘homeless’, por eso las ONG’s están poniendo manos a la obra para ayudarlos.

No todos los experimentos conllevan fórmulas, hay otros cuyo principio es la fe en la humanidad. Tal es el caso del proyecto canadiense llamado New Leaf Project en el que 50 personas sin techo recibieron (cada uno) casi 8 mil dólares canadienses para ver qué harían con este dinero durante un año.

Los beneficiados por New Leaf fueron seleccionados por la fundación altruista Foundations for Social Change, con sede en Vancouver.

Al experimento llegaron entonces 115 participantes de la provincia canadiense de la Columbia Británica, cuyos requisitos principales eran que no tuvieran adicciones o problemas con su salud mental.

Viviendas estables: prioridad de los indigentes

Éstos fueron divididos en cuatro grupos cuyas actividades fueron monitorizadas. El resultado, indica New Leaf, fue que la mayoría de los beneficiados económicamente se mudaron rápidamente a viviendas estables. Algunos de ellos ahorraron, al reducir sus gastos de compras innecesarias, como alcohol.

“Fui con uno de los representantes del programa a un banco y abrimos una cuenta bancaria para mí. Incluso, después de que depositara el dinero ahí, tardé una semana en asimilarlo. No quería tocarlo”, dijo Ray, uno de los participantes.

Diversos investigadores realizaron un seguimiento con los indigentes, preguntándoles cómo gastaban el dinero y cómo habían mejorado sus vidas. La respuesta fue sorprendente: la mayoría de los participantes coincidía en que buscarían la forma de obtener otra vez ese dinero trabajando.

En contraparte, los que no recibieron dinero, incrementaron las noches sin hogar de 64% a un 78% y su nivel de ahorro apenas evolucionó.

Precisamente el objetivo de New Leaf ha sido evaluar el impacto de esta iniciativa durante más tiempo, así como organizar más experimentos que fomenten en la gente la necesidad de sobrevivir, pero ganándose la vida de manera productiva.

Y al menos en Canadá, ¡está funcionando!

Suscríbete a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico. Da clic aquí.

También lee: Existe un coche que funciona con energía solar y se puede comprar.