El número de nacimientos durante la pandemia en México fue a la baja

El número de nacimientos durante la pandemia en México fue a la baja

Parece ser que la pandemia provocó una reducción en el número de nacimientos de bebés en México, o al menos eso dicen los registros oficiales del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEGI).

Parece ser que la pandemia provocó una reducción en el número de nacimientos de bebés en México, o al menos eso dicen los registros oficiales del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEGI).

En 2020,se registraron 1,629, 211 nacimientos, lo que significa 22.1% menos con respecto a los registrados durante 2019. Sin embargo, el propio INEGI reconoce que posiblemente se trata, en realidad, de que hubo un menor registro de los bebés, pero no necesariamente una baja en el número de nacimientos.

Recordemos que, en México, durante el primer año de la pandemia los Registros Civiles se consideraron actividades no esenciales, por lo que no hubo un registro fiel en el número de nacimientos.

Pero en el estudio, titulado“Características de los nacimientos registrados en México durante 2020”, el INEGI también reconoce que, más allá de los registros en las oficinas civiles, sí hubo menos nacimientos, según los registros en los hospitales.

¿Es posible enseñarle hábitos de sueño a los bebés desde el vientre?

La tasa de nacimientos registrados por cada 1,000 mujeres en edad reproductiva fue de 47.9%, con una disminución de 13.1% respecto a la del año anterior.

Las entidades federativas con las mayores nacimientos fueron Chiapas con 67.6% de mujeres que dieron a luz; Guerrero, con 65.7%, y Zacatecas con 62.9. por ciento. En contraparte, las que reportaron las menores magnitudes fueron Ciudad de México, con25.8%; Estado de México, con38.9%, y Sonora, con 41.1 por ciento.

Otro dato que llama la atención sobre la tasa de nacimientos en México durante la pandemia es que creció el número de partos caseros. Más de 69 mil bebés nacieron en casa, mientras que 1,454,905 nacieron en hospitales.

Esto obedece a que, dada la emergencia sanitaria, muchas mujeres prefirieron tener a sus bebés lejos de los hospitales. Pero también es preocupante que muchas otras no tuvieron otra opción, ante la saturación hospitalaria y falta de atención segura y oportuna.

Abortos caseros, al alza

Una situación similar ocurrió con los abortos, que durante la pandemia en México disminuyeron, según los registros. En realidad, no significa que hubo menos abortos, sino que éstos fueron caseros o clandestinos, dada la poca apertura que hay para su atención segura y legal en muchas entidades del país.

La Ciudad de México (de las pocas entidades donde existe la Interrupción Legal del Embarazo), los registros de abortos bajaron 42.3% en 2020, comparado con el año anterior.

Estos datos corresponden al número de atenciones en hospitales y clínicas públicas, y según los registros oficiales del portal Datos Abiertos MX.

Foto: Unsplash

De 15,241 interrupciones legales del embarazo que hubo en 2019, en el primer año de la pandemia sólo hubo 8,784 abortos registrados, según cifras de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México.

Según las autoridades, la pandemia orilló a que más mujeres se practicaran abortos caseros o lejos de las clínicas de salud, ya sea por miedo a contagiarse por covid-19, por saturación del servicio o por falta de acceso al servicio.

Los embarazos adolescentes en México fueron al alza en la pandemia

De regreso a la encuesta del INEGI, vemos que en México el primer año de la pandemia hubo menos nacimientos, pero dentro de los que hubo, la mayoría corresponde a mujeres jóvenes.

La mayoría de los nacimientos (66.9%) fue de mujeres menores a 30 años. De esta cifra, 14.2% son adolescentes de entre 15 y 19 años y, muy dolorosamente, más de 5 mil niñas menores de 15 años registraron el nacimiento de un bebé.

El embarazo adolescente es uno de los problemas más urgentes por resolver en países como México, donde la legislación no es uniforme en todas las entidades para ofrecer opciones de interrupción legal del embarazo. Incluso, algunas entidades todavía penan con cárcel el aborto.

El Inegi dice que el embarazo adolescente está condicionado a factores demográficos, socioeconómicos, sicológicos y de educación.

Por ejemplo, 31% de las mujeres de 15 a 19 años que no asisten a la escuela declararon tener hijos; condición que se presenta en 2% entre las mujeres que sí asisten a la escuela.

Estas cifras colocan a México en el primer lugar de embarazos adolescentes, una problemática que la pandemia no necesariamente disminuyó.

Más allá de estas problemáticas, las cifras nos invitan a reflexionar sobre la maternidad, que debe ser una etapa deseada y planificada. En otras partes del mundo (España, por ejemplo) los embarazos planeados fueron al alza.

Nos encantan los bebés, pero queremos ver madres contentas y seguras de que están tomando el paso correcto. Como dicen algunas de ellas: el embarazo será deseado o no será.

También te recomendamos: ¿Quieres ser un papá responsable? ¡Utiliza estas marcas de productos naturales para tu bebé!