Atención, foodies: 4 formas de que la gastronomía sea más sostenible

Atención, foodies: 4 formas de que la gastronomía sea más sostenible

Hoy es el Día Mundial de la Gastronomía Sostenible, y en wokii consideramos importantísimo sumarnos a este movimiento. ¿Cómo lograrlo? Te lo decimos en breve.

Comer es un arte delicioso que todos amamos. Ya seamos veganos, vegetarianos, flexitarianos o demás, todos encontramos en ciertos bocados el placer de reconciliarnos con la vida, de pasar un buen momento y olvidar cualquier mal rato. Pero, ahora, en estos tiempos de cambio climático, lo que comemos también influye en el medioambiente. Y de eso trata justamente la gastronomía sostenible, que hoy celebra su día.

De acuerdo con la FAO, la gastronomía sostenible es sinónimo de una cocina que tiene en cuenta el origen de los ingredientes, cómo se cultivan y cómo llegan a nuestros mercados y, finalmente, a nuestros platos. Esto se refiere a privilegiar el consumo local vs. el importado, y a buscar formas de agricultura que no sean nocivas para la tierra ni para los animales alrededor.

Sin embargo, al ser tantos seres humanos en el planeta, resulta complejo soñar con una gastronomía 100% sustentable. En el 2050, según la ONU, existiremos 9 mil millones de personas, y todas necesitarán, por supuesto, comer. Y esto se complica aún más si consideramos que los alimentos que una tercera parte de los alimentos producidos se desperdician. ¡Es muchísimo!

¿Qué podemos hacer, entonces, para una gastronomía más sostenible?

La FAO recomienda las siguientes acciones para que te sumes al movimiento de gastronomía sostenible.

1. Consume local

Acude a los mercados locales de alimentos y selecciónalos con base en su temporalidad. Al comprarle a los pequeños productores o a los agricultores familiares, demás, ayudas a su economía. Evita regatear; esto demerita todo el esfuerzo que hay detrás de su trabajo por una cosecha justa.

2. ¿Ganas de comer exótico? Déjalo para tus viajes

¿Sabías que el salmón SIEMPRE es importado en México? Eso equivale a una huella de carbono considerable. Para evitarlo, opta por pesca local y sostenible. Smart Fish ofrece opciones sostenibles que reducirán considerablemente tu impacto ecológico al comer.

3. ¡Mantén vivas las tradiciones culinarias! 

Los datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición en México muestran que mientras México es uno de los países con mayor consumo de bebidas azucaradas y alimentos industrializados. Además, el consumo de verduras, frutas, leguminosas y cereales altos en fibra se por debajo de las recomendaciones de una dieta saludable.

Sin embargo, México es uno de los países con más alimentos tradicionales de alta calidad nutricional, como los frijoles, pepitas o la tortilla nixtamalizada, uno de los mejores cereales de grano entero (alto en fibra) del mundo. Utilizar estos ingredientes para preparar nuestra dieta diaria ayudará a nuestra salud, economía y a una gastronomía sostenible. Y puede reducir, de paso, el alto índice de obesidad que tenemos.

4. No desperdiciar alimentos: el pilar de la gastronomía sostenible

En wokii te hemos dado varias lecciones de cómo utilizar partes de la comida —como cáscaras— para hacer composta y así, evitar desperdicios. Cuando cocines, e incluso después de comer, asegúrate de utilizar todos los ingredientes de forma sensata y guarda las sobras (y cómetelas después, que no se queden en tu refri por lustros hasta echarse a perder). Planea, al cocina, el tamaño de las raciones y las fechas de caducidad. Para lograrlo, te recomendamos practicar el batch cooking, una excelente alternativa que te ayudará a mantenerte saludable (y a contribuir a una gastronomía más sostenible).

También lee: Rescatar los océanos podría alimentar a un billón de personas al día.

Todo esto suma a una gastronomía sostenible, que apoye a que más familias puedan alimentarse a diario, erradicar el hambre en el mundo y además, rescatar a nuestro planeta y dejar de abusar de sus recursos.