Dona 1 Hora: la primera videoacademia para mejorar la vida de las mujeres en situación de cárcel
Foto: Denis Oliveira / Unsplash

Dona 1 Hora: la primera videoacademia para mejorar la vida de las mujeres en situación de cárcel

Tiempo de lectura: 3 mins.

La blogger y empresaria Tatiana Ortiz Monasterio es la creadora de Fundación Plan B, la asociación civil que está detrás de Dona 1 Hora, la primera video academia penitenciaria de México.

Fundación Plan B surgió con un objetivo muy claro: ayudar a bajar los índices de reincidencia delictiva trabajando con mujeres en situación de cárcel y con sus familiares. Una de las materializaciones de esta meta es Dona 1 Hora, la primera video academia penitenciaria de México. Una iniciativa en la que Plan B, en conjunto con la sociedad civil, lleva educación, por ahora, a todos los centros de reclusión del Estado de México.

Lo hace, como hemos todos aprendido a hacer durante la pandemia, gracias a la tecnología de las plataformas de videoconferencias, y los temas que se presentan son múltiples. Hay desde charlas de motivación personal hasta clases de yoga, de emprendimiento restaurantero, negocios y de reforma de conducta.

También lee: MoMA PS1 presenta una exhibición de arte hecho en situación de cárcel

Tú podrías dar clases en Dona 1 Hora, la primera video academia penitenciaria de México

Como puedes ver, el programa educativo es variado. Esto gracias a la sociedad civil, que literalmente solo debe donar 60 minutos de su día para ayudar a mejorar la vida de las mujeres en situación de cárcel. Para participar en Dona 1 Hora, la primera video academia penitenciaria de México, lo único que debes hacer es entrar a la página y hacer tu propuesta.

Por ejemplo, Aida Magaña, coach de barralates, se ofreció a dar una clase de este método fitness que es bueno para el cuerpo y para el ánimo. “Leí sobre Dona 1 hora en Twitter y me pareció increíble. Había un dato impactante en los tweets: el 80% de las historias de encarcelamiento de mujeres, tiene que ver con un hombre. Me pareció increíble que hicieran este programa de reinserción social, así que entre al Instagram de la iniciativa y los contacté por DM. A partir de ahí nuestra comunicación fue por mail y ahora tienen un cuestionario en su página web que puedes llenar cuando tienes una propuesta”.

Rápido, sencillo y positivo. El proceso no toma mucho tiempo y puedes compartir tu expertise con mujeres que lo necesitan y lo sabrán apreciar. Algunas clases no se pueden realizar si requieren materiales o herramientas complejas, pero puedes aclarar tu duda sobre las limitaciones existentes escribiendo a [email protected]

También lee: Adhara Pérez, la niña mexicana con un coeficiente superior al de Einstein