¿Vivirías en esta casa hecha con impresora 3D? Elize y Harrie ya lo hacen

¿Vivirías en esta casa hecha con impresora 3D? Elize y Harrie ya lo hacen

Es la primera vivienda del mundo cuya estructura está hecha 100% con una impresora 3D. Forma parte de un proyecto de cinco casas en Holanda. Así la hicieron.

La tecnología cada vez sorprende más. Esta vez, el logro ha sido la construcción de una casa con la estructura que la sostiene obtenida completamente con una impresora 3D. Esta casa está en Eindhoven, una ciudad de Holanda y es parte de un proyecto de cinco viviendas hechas de la misma forma. Hasta el momento, las construcciones con esta tecnología solo habían conseguido realizar parte de la casa. Hay ejemplos en Estados Unidos, Francia, Dubái o Moscú, entre otros.

Elize Lutz y Harrie Dekkers en su casa hecha con impresora 3D

Casa 3D sostenible y cálida

Además, ya está en pleno funcionamiento. La ha alquilado una pareja de jubilados holandesa, Elize Lutz y Harrie Dekkers. Son las primeras personas del mundo que habitan en una edificación de este tipo. Es una especie de búnker de hormigón. Tiene forma de roca pulida por la erosión, para que se integre en el paisaje arbolado de las afueras de esta ciudad. Tiene 95 metros cuadrados, sala comedor y dos cuartos. Sus inquilinos pagan 850 euros mensuales.

Así lucía el proyecto cuando se presentó en 2018.

Todas las casas se construirán con la tecnología avalada por el Proyecto Milestone, iniciativa que ha hecho posible esta casa única. En él participan la Universidad Tecnológica de Eindhoven y la inmobiliaria Vesteda. Precisamente es la casa de estudios la que ha desarrollado la tecnología.

120 horas para superponer capas de hormigón

La misma que ahora comercializa la firma Saint Gobain Weber Beamix, que se encargó de imprimir la casa. Para ello usaron un hormigón especial que sale del brazo robótico de la impresora 3D. Tomaron unas 120 horas para superponer capas de este material hasta crear los muros y el techo.

La casa consta de 24 elementos de hormigón impreso que fueron transportados al lugar de la construcción y colocados sobre una base. Luego colocaron el techo, los marcos de puertas y ventanas. Las ventajas que destacan sus creadores son el aislamiento extra grueso y una conexión a la red de calor hace que la vivienda sea confortable y además muy eficiente desde el punto de vista energético.

Flexibilidad y diseño personalizado

De hecho, la investigación y tecnología en este tipo de desarrollos tienen como fin indagar en las posibilidades sostenibles y rentables que ayuden al medio ambiente y solucionen la escasez de vivienda. En este sentido, las casas impresas se pueden construir mucho más rápido, con más flexibilidad y diseños personalizados. Y necesita menos hormigón.

Theo Salet, catedrático de Diseño Estructural de Estructuras de Hormigón en la Universidad Tecnológica de Eindhoven, asegura en la página del proyecto: “con este pequeño edificio, hoy se ha dado un primer paso importante en el desarrollo de la construcción en una industria manufacturera de alta calidad. Desde el diseño hasta la implementación, la digitalización conduce a viviendas sostenibles y asequibles adaptadas a los deseos del ocupante«.

Además, Theo Salet, que también ha participado en el proyecto, asegura que «obtener hormigón deja una gran huella climática por la emisión de CO2 y debemos ser más sostenibles. Una forma de lograrlo es diseñando estructuras más complejas y aplicándolo solo donde sea necesario desde el punto de vista estructural».

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También te puede interesar: La NASA ya trabaja en un hábitat lunar impreso en 3D y es sustentable