5 consejos para que tu cocina no malgaste agua ni energía

5 consejos para que tu cocina no malgaste agua ni energía

Tiempo de lectura: 3 mins.

Pequeñas medidas harán que, por ejemplo, reduzcas hasta un 60% tu consumo de agua.

La cocina es el corazón de todos los hogares, pero también es uno de los lugares en los que se consumen más recursos naturales como agua, luz, gas o electricidad y por eso es tan necesario que sepamos cómo ahorrar recursos en ella. En Wokii hemos elegido cinco consejos para que en ella no se malgaste agua ni energía.

Cambia de hábitos

Quizás en invierno te cueste más, pero agradecerás comer cosas frías en verano. Piensa al encender el horno o la estufa la casa se calienta por lo que si la temperatura ya es alta, necesitarás que el aire acondicionado trabaje con más fuerza para que ni tú ni los tuyos mueran de calor. Si es invierno, deja a un lado la calefacción y aprovecha para cocinar cualquier plato de cuchara. Este es es uno de los consejos con el que más ahorrarás energía en tu cocina.

Usa vidrio o cerámica

En la cocina, está comprobado que el vidrio o la cerámica son más eficientes a la hora de ahorrar energía. Si bien hay otras opciones, los consejos de los expertos recomiendan estos materiales pues mantienen mejor el calor además de no malgastar recursos.

Elige un día sin horno o estufa

Al igual que sucede con el día sin carne, elige un día en el que prepares comida sin la necesidad de encender el horno o la estufa. Si quieres ir un poco más allá, elige varias noches en las que te comprometas también a cocinar productos fríos. De esta manera no solo logras ahorrar energía, tu factura y el planeta lo agradecerán.

Reduce tu consumo de agua

Parece magia negra, pero en el fregadero de la cocina siempre hay platos, vasos, cubiertos o utensilios por limpiar (y más en la pandemia). Como siempre estamos usando agua para ello, lo mejor es hacerse con instrumental, por ejemplo, filtros que no permitan que se malgasten tantos litros de agua cada vez que lavas algo. De hecho, diversos estudios han señalado que con el uso de estos ahorradores de agua puedes reducir hasta en un 60% tu consumo.

Cargas completas y horno cerrado en la cocina

Hay cosas habituales que hacemos y no nos damos cuenta de su impacto. Por ejemplo, si tienes lavavajillas en casa, para ahorrar recursos lo que debes hacer siempre es que en cada lavada esté completamente cargado. También es importante que dejes de abrir y cerrar el horno para ver cómo van esas galletas. Algo tan sencillo como limpiar la puerta de este te lo permitirá y tu horno no tendrá que volver a consumir más energía.

Te puede interesar también: 9 documentales sobre el cambio climático que tienes que ver