¡Ay, caramba! Estos bordados de los Simpson se están volviendo un objeto de culto

¡Ay, caramba! Estos bordados de los Simpson se están volviendo un objeto de culto

Tiempo de lectura: 3 mins.

La mexicana Gabriela Martínez publica sus bordados de los Simpson en la cuenta de Instagram @bazarbartiano. Ha tenido tanto éxito que ya los vende en varios países.

En Bazar Bartiano, la cuenta-tienda de Instagram de Gabriela Martínez, podemos ver magníficos bordados de escenas de Los Simpson. El secreto de su magia está en que Gabriela es fan tanto de la técnica del bordado que —contó a Verne— le enseñó su abuela, y el famoso programa de televisión que, con 31 temporadas, es uno de los más longevos de la historia.

Lo que hace es reproducir esos momentos —memorables para los seguidores de la familia amarilla— en tela o fieltro. Tarda hasta 30 horas de trabajo en hacer cada uno de los diseños, que cuestan entre 90 y 300 dólares. Los Simpson tienen una gran fan base en México, pero Gabriela ha surtido pedidos también en Europa, Asia y Oceanía. Y es que el furor por esta caricatura, a pesar de los años que han pasado, sigue siendo global y ha tenido un revival gracias a los memes y a su reciente aniversario número 30.

También lee: ¿Fan de los Simpson? Tienes que ver esta colección de Vans

Los bordados de los Simpson y el furor que han provocado en Instagram

Tan pronto publica un diseño, todo mundo quiere tenerlo. Gabriela tiene ya 85,600 seguidores en la cuenta de Instagram @bazarbartiano, donde sube todos sus bordados de los Simpson. Pero solo acepta hacer seis pedidos al mes debido a todo el trabajo que implica cada uno. Ha logrado conquistar a tantas personas porque su selección de imágenes denota un profundo conocimiento de la serie y se nota que es verdad lo que dijo en entrevista sobre que la gente con la que crea lazos tiene en común con ella su amor por Los Simpson.

Además de los bordados ha comenzado a hacer playeras que vende en Etsy (también relacionada con estos personajes) y kits para que la gente aprenda a bordar. Estos incluyen aros, agujas, hilos, una tela con el dibujo listo, una sticker de regalo y una tarjeta que da a acceso a las instrucciones y a un video tutorial.

El primero que hizo se agotó en 30 minutos, pero ha prometido hacer más bajo pedido. Así que el mejor tip es seguirla ahora mismo y estar pendiente de sus publicaciones para poder comprar estos divertidos bordados que se están convirtiendo en objeto de culto.

No te pierdas: ¿Buscas trabajo? PlayStation necesita un tester para probar sus próximos videojuegos