Construir edificios sostenibles y seguros con madera ya es una realidad

Construir edificios sostenibles y seguros con madera ya es una realidad

La madera posee un gran potencial como material de construcción al ser fuerte, ligero y respetuoso con el planeta.

El uso de madera en construcciones es muy antiguo. En muchas culturas y continentes, la madera se utilizó para la edificación de viviendas y refugios por miles de años. Actualmente, el uso de madera para edificar viviendas y edificios no es común, sin embargo el material se posiciona como la mejor opción para la construcción de edificios sostenibles.

Uno de los mayores temores al usar madera en edificios es el fuego. En 2017, un incendio en la torre Grenfell, en Londres, exterminó un edificio de viviendas sociales, dejando varios muertos y críticas a la gestión del edificio. El inmueble estaba hecho principalmente de madera, y el gobierno prohibió el material para la construcción.

Posteriormente el edificio fue reedificado en ladrillo y piedra. Lo que la industria de la construcción ha ignorado es que algunos materiales utilizados para reemplazar la madera, resultan ser más peligrosos y menos amigables con el medio ambiente.

Te puede interesar: Arquitectos diseñan viviendas sostenibles para la vida después del COVID-19

A finales de los años 90, hubo un resurgimiento de la madera como material de construcción para estructuras grandes, y se construyeron edificios históricos a principios de los años 2000. Aunque los edificios de madera no son tal altos como los edificios de concreto o acero, se han convertido en un digno competidor.

Beneficios ambientales

La construcción en madera tiene mayores ventajas en el campo de la sustentabilidad. Si bien, es cierto que la industria de la construcción contribuye a los gases de efecto invernadero, la construcción con madera potencia reducirlos.

Otras ventajas son lo ligero que resulta el material y la facilidad para transportar en comparación con otras alternativas. Su versatilidad permite hacer pisos, paredes, o los marcos que sostienen los edificios. Además, es un material inherentemente agradable, visual y acústicamente.

búsqueda de edificios de madera, edificios sustentables
El potencial de la madera en construcciones representa beneficios ambientales importantes. Foto: Unsplash

Construir edificios sostenibles, amplios, seguros y agradables es una prioridad hoy en día. Los efectos positivos de utilizar madera en construcciones, comienzan al evitar en gran medida la contaminación auditiva, y requiere un menor número de trabajadores. El beneficio no solamente es económico.

Para la tranquilidad de muchos, la madera gruesa y densa, se quema lentamente al protegerse de daños mayores por carbonización; en comparación con el acero, que se derrumba repentinamente.

El uso de madera en la ingeniería y construcción de edificios sostenibles, se expande rápidamente en el mundo. En Vancouver, se construyó una torre de madera de 18 pisos durante 2017; la firma Waugh Thistleton, lo ha utilizado para viviendas de varios pisos en Londres y un edificio industrial en Warwickshire; en Francia, el presidente Macron ha decretado que los edificios financiados por el estado deben tener al menos un 50 por ciento de madera; los edificios para los Juegos Olímpicos de París 2024, deben ser de madera si tienen al menos ocho pisos de altura.

Hoy en día, las estructuras más altas de madera, se encuentran dispersas por todo el mundo; la velocidad de construcción y el impacto ambiental son factores que contribuyen a un creciente interés en los edificios sostenibles hechos de madera.