Estudiantes crean “cinta adhesiva” de tortilla comestible

Lectura 2 mins.
Estudiantes crean “cinta adhesiva” de tortilla comestible

Hace unos días, un grupo de estudiantes en Maryland presentaron una idea comestible y deliciosa durante el Día del Diseño: una cinta adhesiva hecha con tortilla.

Si estás harto de ensuciarte los dedos cada vez que comes o haces burritos y tacos, un grupo de estudiantes de la Universidad Johns Hopkins, en Maryland, Estados Unidos, tienen la solución: cinta adhesiva hecha con tortilla comestible.

Se trata del Tastee Tape, un adhesivo que comprende un andamio fibroso apto para uso gastronómico. Y un adhesivo orgánico para mantener los ingredientes dentro del envoltorio durante la cocción y el consumo.

La cinta es transparente, pero teñida de azul. Y es lo suficientemente fuerte como para mantener unido hasta el burrito más preparado.

Cinta comestible: eficaz y deliciosa

Para usar, simplemente hay que retirar la tira de la sábana, humedecerla bien para activarla y aplicarla al alimento que pueden ser además de burritos, tacos.

“Primero, aprendimos sobre la ciencia en torno a la cinta y los diferentes adhesivos. Y luego trabajamos para encontrar contrapartes comestibles”, dijo Tyler Guarino, quien se asoció con sus compañeros de ingeniería Marie Eric, Rachel Nie y Erin Walsh en el proyecto.

Estudiantes crean "cinta adhesiva" de tortilla comestible - students-create-tastee-tape-780x470-1

Este invento gastronómico se mostró en el Día de Diseño de la Escuela de Ingeniería, de Whiting, en el que participaron más de 400 estudiantes de distintas áreas de investigación.

Estudiantes buscan patentar su proyecto

Uno de los sellos característicos del Día del Diseño es la oportunidad que brinda a los estudiantes de trabajar en estrecha colaboración con miembros de la facultad e investigadores clínicos de todas las instituciones de Johns Hopkins. Así como con la industria y otros patrocinadores de toda la región del Atlántico Medio.

Estudiantes crean "cinta adhesiva" de tortilla comestible - image-1280x853

Fue tal el éxito de su esta cinta adhesiva comestible, que los jóvenes ya están solicitando una patente para que puedan vender su creación. Y ¿por qué no?, exportarla a otras partes del mundo. Nosotros, seguramente la consumiríamos. ¿O no?

También lee: Hielos hechos de gelatina, ¡una nueva opción sostenible!