Hielos hechos de gelatina, ¡una nueva opción sostenible!

Hielos hechos de gelatina, ¡una nueva opción sostenible!

No son postres, sino una alternativa a los hielos de agua tradicionales que no son reutilizables. Estos hielos de gelatina se pueden usar ¡hasta 12 veces!

¿No imaginas tu Aperol Spritz sin su respectivo hielito? Pues te tenemos buenas noticias: investigadores de la Universidad de California, en Davis, crearon un nuevo tipo de hielos hechos con gelatina.

Estos cubos, creados por investigadores de la Universidad de California, no tienen sabor —por si te imaginabas un hielo sabor fresa, lamentamos desilusionarte–. Pero son súper positivos para el medio ambiente, pues podrían cambiar la manera en como enfriamos nuestras bebidas.

¿Por qué es importante? Pues porque puede contribuir a la salvación de nuestro planeta.

Hielos de gelatina podrían ayudarnos a contaminar menos

¿Hielos que no se derriten, que son compostables y que evitan la contaminación cruzada? Yes, sir! Estos hielos de gelatina tienen las características anteriores más un beneficio que el hielo común y corriente no: se pueden volver a utilizar.

«Cuando el hielo se derrite, no es reutilizable», expresó Gang Sun, profesor del Departamento de Ingeniería Biológica y Agrícola de la Universidad de California. «Pensamos que podríamos hacer un llamado hielo sólido para que sirva como medio de enfriamiento y sea reutilizable«, añadió.

Estos cubos contienen gelatina y más del 90% de agua, así como otros componentes no tóxicos. Cambian de color según la temperatura.

Además, se pueden diseñar o cortar en cualquier forma que se requiera, por lo cual también sirven para mantener fría la comida.

“Estos hielos de gelatina pueden usarse durante 13 horas. Después, se enjuagan con agua y se ponen en el congelador de nuevo para volverse a usar“, aseguraron los investigadores.

Y para que sean aún más sostenibles, esperan lograrlos hacer con aguas residuales agrícolas o utilizadas previamente para mantener fríos alimentos como el pescado. Solo que para lograrlo, necesitan primero controlar los patógenos.

Estos hielos de gelatina pueden usarse más de diez ocasiones, y luego se pueden desechar en la basura orgánica para formar parte de la composta.

Hielos hechos de gelatina, ¡una nueva opción sostenible!

De esta manera, ayudan a reducir el consumo de agua y el impacto ambiental de las bolsas de plástico en la que suelen venderse los hielos comunes y corrientes.

No suena nada mal. ¡Esperamos pronto que estos hielos de gelatina estén a la venta!

Suscríbete a nuestro newsletter semanal y recibe además buenas noticias directamente en tu correo electrónico. Da clic aquí.

También lee: La pandemia ha dejado 8.4 millones de toneladas de basura.