Buenas noticias: los tatuajes ya son legales en Japón

Buenas noticias: los tatuajes ya son legales en Japón

Tiempo de lectura: 3 mins.

Hasta hace unos días, tatuar estaba prohibido en el país nipón y estar tatuado era muy mal visto. Pero ahora los tatuajes ya son legales en Japón.

Se trata de una gran noticia para la comunidad de tatuadores: los tatuajes por fin son legales en Japón. Y todo se debió a un juicio en el que un hombre fue multado con 1,400 dólares por tatuar a tres individuos.

Durante el proceso, el tatuador de 32 años logró demostrar que su trabajo es un arte y no un procedimiento médico, como estaba catalogado en las leyes japonesas. Por la implicación de materiales que requieren una higiene a nivel quirúrgico, los tatuajes estaban en una categoría compleja. Eran parte de las “acciones consideradas un tratamiento médico o de guía de salud que puede causar daño higiénico si no es realizado por médicos”.

Por lo tanto, para hacer un tatuaje, un artista debía tener una licencia médica, de otro modo, su trabajo se realizaba ilegalmente. Pero ahora, por fin se les ha separado a nivel legar de los actos médicos y se han considerado lo que son: una práctica artística.

También lee: Estos hábitos japoneses te ayudarán a vivir 100 años

Qué implica que los tatuajes ya son legales en Japón

Para los japoneses, los tatuajes están íntimamente relacionados con la yakuza, como se le conoce a la mafia del país. Y, por lo tanto, sin importar que fueran un unicornio rodeado de estrellas, eran calificados como algo de mal gusto. Hay muchos sitios, como los tradicionales baños públicos, en los que el acceso a las personas tatuadas está prohibido. Pero quizá, ahora que los tatuajes ya son legales en Japón, eso pueda cambiar. Algo que ya se tenía pensado que ocurriera, ya que con los Juegos Olímpicos Tokio 2020 se esperaba una gran afluencia de personas de todo el mundo.

Para permitir que los viajantes pudieran disfrutar experiencias culturales como los baños, ya se discutía el hecho de que, en Occidente, los tatuajes no están necesariamente relacionados con alguna mafia y son, por lo general, un tema simbólico personal que se obtiene con ayuda de un artista.

La transición de la amplitud o cambio de significado de los tatuajes entre muchos japoneses tomará un tiempo. Por lo tanto, no te ofendas cuando, a causa de un tatuaje, no te acepten en los espacios que los prohíben en sus estatutos. El gran paso se ha dado con la legalidad de la práctica y, quizá dentro de unos años, por fin se les deje de relacionar con la maldad de la yakuza.

No te pierdas: 100 rostros, 100 países: el proyecto de un fotógrafo que nos deja ver la magia de la multiculturalidad