Imprimen en 3D baterías de zinc biodegradables que ¡puedes plantar en tu jardín!

Imprimen en 3D baterías de zinc biodegradables que ¡puedes plantar en tu jardín!

Gracias a estos investigadores ya no será necesario reciclar las baterías, pues esta increíble innovación permitirá que se desintegren en menos de 30 días.

¡Estas las noticias que nos encantan! Científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU), ubicada en Singapur, desarrollaron baterías de zinc biodegradables. Las cuales podrían convertirse en una opción ambientalmente sostenible para alimentar cualquier sistema electrónico portátil.

Dichas baterías están formadas por electrodos, a través de los cuales la corriente eléctrica sale o ingresa a la batería, serigrafiados en ambos lados de un papel de celulosa reforzado con hidrogel.

Una vez que la batería se ha agotado se puede enterrar en el suelo fértil, incluso en el jardín. Aquí se descompone por completo en un periodo máximo de 30 días.

¿Cómo llegaron a esta conclusión? El equipo de expertos probó cómo una batería de papel impreso de 4cm x 4cm cuadrados, podía alimentar un pequeño ventilador eléctrico durante al menos 45 minutos. Y se dieron cuenta que al doblar o torcer la batería no se interrumpía el suministro de energía.

En otro experimento en el que se empleó una batería de 4×4 cm para alimentar una lámpara LED, los científicos demostraron que a pesar de cortar algunas partes, el LED permanecía encendido. Lo que indica que el corte tampoco afectaba su funcionalidad.

Por dicho motivo, se piensa que este tipo de baterías biodegradables podrían integrarse a dispositivos electrónicos. Como teléfonos inteligentes plegables que ya están en el mercado, o sensores biomédicos para el control de la salud.

¿Es realmente una alternativa ecológica?

Sí, con el hidrogel y la celulosa degradados naturalmente por bacterias, hongos y otros microorganismos, la batería puede simplemente enterrarse en el suelo al final de su vida útil. Luego se descompone en cuestión de semanas, lo que la convierte en un producto completamente biodegradable.

Para demostrar la biodegradabilidad de la batería de papel, los científicos la enterraron en el suelo de un jardín en la azotea del campus de la NTU. El papel de celulosa reforzado con hidrogel comenzó a fracturarse después de dos semanas y se degradó por completo en un mes.

No te pierdas el video: ¿Cómo hacer tu propia batería ecológica?

En el futuro, el equipo espera demostrar la integración completa de las baterías biodegradables de papel con otros componentes electrónicos impresos. Por citar algunos: mascarillas electrónicas y sistemas de almacenamiento de energía implementados para favorecer al medio ambiente.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: ¿Te has preguntado por qué siempre utilizan ratas y ratones en los experimentos? ¡Aquí la respuesta!