Yoga: la mejor alternativa contra la depresión y la ansiedad

Yoga: la mejor alternativa contra la depresión y la ansiedad

Tiempo de lectura: 3 mins.

Practicar yoga puede combatir la depresión, además de ayudarnos a mantener en equilibrio el cuerpo, la mente y el espíritu. ¿Sabes por qué? Te lo revelamos.

«Inhala paz, respira amor» es, en realidad, un reflejo atinado de la realidad para quienes practican yoga. Estudios demuestran que esta disciplina —que en Wokii nos encanta— nos ayuda a mantenernos en buena condición física, y también mental. De manera más directa, podemos decir que el yoga es ideal para combatir la depresión.  

De acuerdo con Harvard Mental Health Letter, el yoga puede reducir el impacto de estrés en nuestro cuerpo; ayudarnos a autocontrolar las emociones negativas; darnos más energía y, además, a luchar contra la depresión y la ansiedad.

La pregunta es: ¿por qué ocurre esto? A continuación, tres reacciones de nuestro cuerpo cuando practicamos yoga con frecuencia.

El yoga aumenta los niveles de GABA

¿Qué es GABA y con qué se come? Bueno, GABA es la abreviatura del ácido gamma-aminobutírico. Se trata de un neurotransmisor cerebral que inhibe y relaja el sistema nervioso central. Así que al mantener nuestro GABA elevado, evitamos estar bajoneados y mantenemos un estado de ánimo positivo.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Boston, practicar yoga una sola vez nos deja los niveles de GABA bastante elevados POR DÍAS (así como lo lees). Esto, creen los expertos, se debe a la combinación de posturas con los ejercicios de respiración. Así que a mayor yoga, mayor GABA y menor depresión.

Te puede interesar: ¿qué alimentos funcionan como antidepresivos naturales?

Esta práctica aumenta la serotonina

De acuerdo con el Journal of Psychiatry and NeuroscienceTrusted Source, la producción de serotonina es clave en cualquier tratamiento contra la depresión. Este neurotransmisor juega un papel importantísimo en nuestro estado de ánimo. Y el yoga es ideal para mantenerlo alto, gracias a su naturaleza fluida y noble. Las posturas son flexibles, de tal forma que cualquiera puede practicarlas sin sentir presión (a diferencia de, digamos, Crossfit). Además, los ejercicios de yoga suelen invitar a los practicantes a concentrarse en imágenes positivas para relajarse.

Otro estudio de 2019, publicado en el  Journal of Psychiatric Practice, descubrió que luego de un mes de practicar yoga, las personas durmieron mejor, se sintieron más entusiastas y tranquilas y sus niveles de ansiedad disminuyeron.

Yoga, tan integral que mejora posturas, mantiene en forma y mantiene la depresión a raya

Laurie C. Hyland Robertson, autora del libro Understanding Yoga Therapy: Applied Philosophy and Science for Health and Well-Being, también defiende el yoga como complemento de una terapia contra la depresión. «La filosofía yogui te enseña que el cuerpo, la mente y el espíritu están interconectados. Lo que haces en una de las tres áreas tendrá un efecto en el resto».

Así que esos estiramientos y saludos al sol pueden mejorar no solo tu postura y elasticidad, sino también tu estado de ánimo. Lo importante es, sin embargo, estar conscientes de la importancia de nuestra salud mental, y que si aun practicando yoga la depresión continúa, es necesario consultar a un profesional. No estás solo <3

También lee: Conoce el poder curativo de la respiración.