¡Increíble! Realizan trasplante de corazón exitoso en una bebé de un mes

¡Increíble! Realizan trasplante de corazón exitoso en una bebé de un mes

Naiara tiene dos meses y es la primera niña del mundo con un trasplante de corazón único. Recibió el músculo de un donador con grupo de sangre incompatible y parado.

Esta semana se logró algo impensable y emocionante. Tuvo lugar en Madrid el primer trasplante de corazón en un bebé de un mes con un corazón parado y con grupos sanguíneos incompatibles entre donador y receptor. Para que este milagro ocurriera el corazón de un bebé de poco más de tres kilos dejó de latir y sus padres decidieron donarlo. Así fue como este músculo tan preciado llegó al cuerpo de Naiara, una recién nacida prematura con solo un mes de vida y con poca expectativa de vida. Esta intervención quirúrgica única la ha convertido en la primera bebé trasplantada de corazón realizado en asistolia (con el corazón parado) y con un grupo sanguíneo incompatible.

Juan Manuel Gil, jefe del servicio de Cirugía Cardiaca Infantil del Hospital Gregorio Marañón, no tenía ni idea del precedente que iba a sentar esta operación. “Es lo último que piensas. Tienes a una bebé en una situación precaria, llaman, y lo único que ves es un ángel de la guarda que te está dando una oportunidad y te pones a trabajar pensando: ‘Hay que salir de esta’, declaró a El País. Naiara ya ha ha cumplido dos meses y su pronóstico es bueno. “Esto, hace tres años, hubiese sido imposible”, dice Gil.

Naiara, la niña milagro

Este hospital comenzó a hacer trasplantes en niños con grupo de sangre incompatible en 2018, pero nunca se hizo una intervención así con sangre diferente y además con corazón parado o asistolia. Naiara es la primera bebé operada con ambas condiciones y los desafíos fueron muchos. Entre ellos el tiempo que tardaron en recolectar el corazón del niño fallecido y reanimarlo para ponerlo en el cuerpo de Naiara.

Recuperar el latido para implantarlo en Naiara

Una de las personas cruciales en todo el proceso fue José Ángel Zamorano, perfusionista del hospital y quien se encarga de todo el equipo que mantiene vivo el corazón y pulmón en una intervención cardíaca. En el comunicado emitido por el Hospital Gregorio Marañón Zamorano detalla el proceso: “Dadas las características de este trasplante, tuvimos que desplazarnos con los cirujanos cardiacos infantiles al hospital del donante porque teníamos que recuperar el latido para poder trasladarlo e implantarlo«, cuenta.

Y concluye: «Lo extraordinario fue que tuvimos que recuperar el corazón dos veces y no solo una, como es habitual. Además, tuvimos que modificar toda la bomba de circulación extracorpórea para adaptarla a un niño tan pequeño”.

Todo salió muy bien. “Fue un momento muy importante, porque nos enfrentamos al trasplante de corazón que realizábamos al bebé más pequeño hasta el momento y porque, 24 horas antes, había empeorado mucho. Si no hubiera llegado ese corazón habría habido pocas posibilidades de supervivencia”, dijo el cirujano que la operó. Pero Naiara ya ha cumplido dos meses, pesa tres kilos y 200 gramos, y subiendo.

España es líder mundial en trasplantes desde hace 28 años. En 2019 se realizaron 5,449 y se registró 48.9 donadores por cada millón de habitantes.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.