¿Por qué es necesario tomar descansos aun en home office?
Descansar del home office

¿Por qué es necesario tomar descansos aun en home office?

Tiempo de lectura: 3 mins.

Estar atentos a nuestro trabajo las 24/7 no nos hace un mejor empleado.

Para muchas personas, el home office se ha convertido en una forma de trabajo increíble. Se evita el tráfico de la mañana, se puede trabajar desde el lugar que sea e incluso, no es necesario vestir formal para sentarte frente a la computadora.

Sin embargo, para otros resulta una pesadilla. No logran concentrarse, deben dividir su atención entre el trabajo, las labores del hogar y la familia, o no cuentan con un espacio especialmente para laboral.

O peor aún, sienten que están trabajando más tiempo del normal y su única rutina del día es despertar para estar frente al monitor. En este último caso, trabar desde casa resultaría realmente agotador y poco provechoso para las empresas.

Respiro del home office

Para rendir mejor en el trabajo y no afectar nuestra calidad de vida, debemos darnos un respiro del trabajo a distancia. Este break es necesario para alejarnos del estrés y cuidar de nuestra salud física y mental, por lo que se recomienda realizar pausas durante el trabajo, descansar al menos 2 días entre semana y, aunque no lo creas, tomar vacaciones.

También te puede interesar: Trucos para encontrar trabajo de manera virtual

Este tiempo alejado de las obligaciones, además de descansar, nos ayudará a concentrarnos en nuestras necesidades, estar con la familia e incluso a mantenernos creativos al realizar actividades que nos agraden.

Pero, ¿cómo lograr el equilibrio en el home office? Solo sigue estos pasos:

Delega

Si sientes que los deberes te sobrepasan y dedicas más de 8 horas diarias a tus labores, es momento de pedir ayuda.

Apóyate en tu equipo de trabajo y delega algunas funciones. Observa cómo estás trabajo y todas las tareas que tienes diariamente. Mide su nivel de complejidad o importancia y pide a tus colegas que te ayuden en aquellas tareas que no son tan difíciles, pero que te quitan mucho tiempo.

Así podrás enfocarte las labores más demandantes y terminar a tiempo.

Genera una rutina

Sí, sabemos que el coronavirus afectó nuestro reloj y hábitos, por eso es necesario generar una nueva rutina.

Proponte un horario de inicio de labores y uno donde concluyas. Además, establece a cada actividad un tiempo de realización de 30 minutos a 1 hora y cúmplelo. También ponte descansos de 10 minutos cada hora y media para relajarte.

Juntas periódicas

Sí, sabemos que tu jefe quiere saber qué haces todo el día y por eso programa juntas diarias, pero esto solo agota mentalmente. Lleguen a un acuerdo para que las juntas sean semanales o quincenales, para aprovechar todo ese tiempo extra en el trabajo.

Organiza tu día y tus labores y tómate un descanso del home office.