Por este motivo el recalentado siempre sabe más rico

Por este motivo el recalentado siempre sabe más rico

Tiempo de lectura: 2 mins.

Si crees que el pavo relleno sabe mucho mejor en el recalentado que en la cena de Navidad o Año Nuevo, ¡no eres el único! Expertos culinarios nos explican porqué.

Una de las cosas que más nos encanta de la cena de Navidad y Año Nuevo es el recalentado, gracias a que nos reunimos en familia, podemos comer en pijama y, claro, porque se tiene la creencia de que sabe más rico.

Pero, ¿qué tan cierta es esta afirmación? Aquí te lo contamos.

De acuerdo con expertos gastronómicos, citados por la revista Muy Interesante, el recalentado sí sabe más rico que al consumir los alimentos exactamente la noche del 24 ó 31 de diciembre.

Según el artículo de la publicación, algunos alimentos obtienen una mejor consistencia y sabor al volverlos a calentar, por ejemplo, el pavo.

Cuando lo cocinamos nuevamente, la mezcla de especias, jugos y demás ingredientes se marinan mejor logrando un sabor superior al que experimentamos en la cena del 24 ó 31 diciembre. Además, la carne de esta ave obtiene una nueva textura.

Otro alimento que logra un mejor sabor durante el recalentado es el tradicional pozole.

El maíz aporta mayor gusto cuando se calienta nuevamente, por lo que la textura y sabor incrementará en el recalentado.

También te puede interesar: Nutrientes que te aportan los romeritos y que tal vez no conocías

¿Cómo hacer el recalentado perfecto y seguro?

Recalentar los alimentos no es solo colocarlos en un plato y meterlo al microondas.

Sino que debemos calentarlo correctamente para evitar que enfermemos por alguna bacteria en la comida.

Durante este proceso, los alimentos deben calentarse a una temperatura mayor de 60 grados; y si es una sopa o caldo, como el pozole, debe hacerse a mínimo 74 grados.

recalentado sabe más rico

Además, los platillos deben consumirse inmediatamente después de calentarse, ya que de lo contrario corremos el riesgo de que nos caiga mal.

Otro punto importante que debes saber sobre el tema, es que no hay que recalentar la comida más de dos veces.

Ahora ya lo sabes, si disfrutaste de tu cena de Navidad o Año Nuevo, prepárate, porque el recalentado será aún mejor.