Cuidado: los oxímetros pueden tener algunas fallas según tu tono de piel

Cuidado: los oxímetros pueden tener algunas fallas según tu tono de piel

Tiempo de lectura: 4 mins.

La FDA en Estados Unidos alertó que una de cada 10 personas negras pueden estar obteniendo resultados engañosos debido a fallas en los oxímetros.

¿Estamos ante un nuevo caso de racismo en la industria médica? Las autoridades estadounidenses ya lo investigan. Y es que los oxímetros están presentando fallas en ciertos colores de piel.

Según un reporte reciente de la FDA de Estados Unidos, se encontró un error en los oxímetros que ha provocado que las personas con pieles más oscuras estén obteniendo resultados positivos de oxigenación cuando, quizás, su oxigenación no sea tan buena.

Los oxímetros funcionan enviando dos tipos de luz roja a través del dedo. Del otro lado del dispositivo, un sensor capta esta luz y la usa para detectar el color de la sangre.

Un tono rojo brillante significa que la sangre está altamente oxigenada, mientras que la sangre azul o violácea no tiene tanta oxigenación. Pero cuando un oxímetro no está calibrado para pieles más oscuras, la pigmentación podría afectar la forma en que se absorbe la luz.

«Si bien los oxímetros de pulso pueden ser útiles para estimar los niveles de oxígeno en sangre, estos dispositivos tienen limitaciones que pueden resultar en lecturas inexactas», dijo William Maisel, director de la Oficina de Evaluación y Calidad de Productos en el Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA, en una entrevista a CNN.

Los oxímetros se popularizaron en los últimos meses debido a que la falta de oxigenación en la sangre podría ser síntoma de una deficiencia pulmonar, posiblemente causada por Covid-19.

Esta es la falla en los oxímetros que preocupó a la ciencia médica

Las advertencias de la FDA surgieron a partir de un estudio conducido por investigadores de la Universidad de Michigan y publicado en diciembre en el New England Journal of Medicine.

En el estudio, se analizaron datos de más de 10,000 pacientes, en quienes compararon los niveles de oxígeno registrados por un oxímetro de pulso con los medidos por gasometría arterial, un procedimiento más preciso aunque doloroso.

El oxímetro dio una cifra engañosa el 3.6% de las veces en pacientes blancos, mientras que en pacientes negros fue el 11.7% de las veces.

Esto encendió alertas en la industria médica: los oxímetros pueden haber estado arrojando resultados erróneos en las poblaciones de piel oscura. De hecho, las conclusiones del estudio sugieren que uno de cada 10 pacientes negros puede estar obteniendo resultados engañosos.

Los resultados de estos estudios no son nuevos

El problema de precisión de los oxímetros no es un tema nuevo, De hecho, la FDA amplió sus investigaciones y encontró que esta falla en los oxímetros ya se había encontrado desde los años 90.

En 2005, un estudio realizado en el Hypoxia Lab de la Universidad de California en San Francisco, encontró que tres modelos diferentes de oxímetros sobrestimaron los niveles de oxígeno en pacientes de piel oscura. Dos años después, repitieron el estudio con resultados similares.

Si el problema no es reciente, ¿por qué no se ha hecho nada al respecto? Mientras la FDA dice que está revisando cuidadosamente los datos disponibles, la situación comienza a recordar otros casos en los que la ciencia médica ha estado sesgada por temas de raza e incluso de género.

Por ejemplo, el tema de los medicamentos que, durante décadas, se realizaron pensados en dosis para hombres y no para mujeres, tal como han documentado investigadores como Caroline Criado Perez, en su libro La mujer invisible.

En 2019, la revista The Lancet, una de las más serias en la comunidad médica, publicó un artículo donde acusaba que 3/4 partes de las investigaciones médicas no diferencian entre hombres y mujeres en sus resultados, pese a ser un factor decisivo.

Aunque no se sabe aún si la falta de precisión y otras fallas en los oxímetros se debe a un sesgo racial, es un hecho que, en plena pandemia, hay millones de personas que han confiado en un artículo que no estaba pensado para su color de piel.

¿Tú qué opinas? ¿Crees que las fallas de los oxímetros es es un asunto común o estamos ante un problema racial?

También te puede interesar: ¿Cómo convencer a las personas mayores sobre la vacuna para Covid-19?