Opinión: ¿Tu vida está en balance?

Opinión: ¿Tu vida está en balance?

Somos mente cuerpo y alma, la nutrición real debe nutrir el todo y no sólo una de las partes; eso es nutrición holística.

Imagina tu vida distribuida en diferentes vasitos; uno es el de tu familia, otro el del trabajo, el de tus hobbies, el de tus finanzas, el de tu vida espiritual, el de tu salud física, etcétera. 

Estos vasitos se van llenado con la atención y la calidad de tiempo que les dedicas.

Para tener una vida balanceada, tus vasitos deberán tener más o menos la misma dosis de atención y calidad. 

¿Cómo están tus vasitos?

El ritmo actual de vida nos ha llevado a descuidar ese balance.

A la mayor parte de las personas,  el trabajo les consume una buena parte del día y otra parte se pierde en el tráfico, viendo televisión o distraídos con algún otro electrónico.

Cuando nuestra vida no está en balance nos sentimos desgastados y sin motivación, y en ese estado somos muy susceptibles a caer en adicciones.

Buscamos compensar el desbalance con cosas como alcohol, comida, drogas, etcétera.

Mantener el balance en la vida es más importante que los alimentos que metemos en el cuerpo.

Los efectos del desbalance se sienten en varias áreas empezando por el físico; engordamos o adelgazamos sin motivo y nos enfermamos fácilmente.

Lo que nutre la mente y el alma, nutre el cuerpo

Todos nuestros desbalances se sientan con nosotros a la mesa cuando vamos a comer.

Podemos comer todo el brócoli orgánico del mundo, pero si tenemos un problema con nuestra pareja o en el trabajo, ese brócoli no nos va a caer bien.

Te puede interesar esta meditación.

Mantén el balance en tu vida:

  • Relaciones

Si tienes problemas con tu familia, pareja o amigos busca resolverlos.  Come en familia cuando te sea posible, procura ver a tus amigos, etcétera.  Las buenas relaciones son la base de una vida sana y larga.

  • Actividad física

Haz ejercicio 3 o 4 veces por semana, dedica una hora a la actividad física que te guste.  Hay que cuidar el exterior tanto como el interior.

  • Trabajo

Busca desarrollarte profesionalmente en algo que te inspire, que te dé la motivación para brincar de la cama cada mañana.  Si haces lo que amas, estas en la gloria, pero si no es tu caso, busca amar lo que haces o cambia de trabajo en cuanto te sea posible. Esto ayudará a una vida en balance.

  • Finanzas

La tranquilidad financiera es indispensable para una vida plena.  No gastes más de lo que ganas; cuando vayas a hacer un gasto piensa realmente si es algo que necesitas y si lo dudas, no lo hagas.

  • Espiritualidad

La vida espiritual no es solamente rezar; puedes encontrar tu camino espiritual a través de la meditación, ayudando a otras personas o haciendo servicio para tu comunidad. 

Cuando tu vida está en balance, tu cuerpo regresa a su balance.

Te puede interesar leer 4 hábitos que incrementan tu felicidad.