Opinión: ¿Tienes mentalidad que engorda?

Opinión: ¿Tienes mentalidad que engorda?

Nuestra experta en nutrición holística Renata Herrera nos ayuda a detectar si tenemos una mentalidad que engorda y nos impide ser nuestra versión más sana.

Nuestra forma de pensar es lo que nos engorda.

Dieta, dieta.

Una de mis más queridas amigas lleva toda su vida peleando con su peso desde que ella tiene memoria.  No es una persona con mucho sobrepeso, pero ella siempre quiere estar más delgada. 

Es el tipo de persona que toma mucho café para mantener “acelerado el metabolismo”, el café lo toma con edulcorantes artificiales pues le gusta dulce y lleva años sin probar el azúcar.

Si se come una galleta se juzga y se siente culpable, y si no se la come se estresa; todas sus decisiones acerca de la comida de basan en no subir de peso.

Su forma de pensar, el exceso de cafeína y la forma en la que se trata, hacen que su cuerpo fabrique el coctel perfecto de desbalance hormonal, que no le permite bajar de peso a pesar de todos sus intentos.

El sobrepeso y la obesidad son el resultado de un desbalance hormonal.

Cuando nuestra mente está enfocada en no comer lo que nos hace subir de peso, en lugar de comer lo que es sano para nuestro cuerpo, tenemos mentalidad que engorda. 

Esa forma de pensar acerca de la comida y del peso, nos estresa y nos mantiene en estado constante de supervivencia,  y eso nos lleva a tener muchos antojos  y a tomar malas decisiones de alimentación.

Te puede interesar leer: ¿Sabías que el estrés es la causa #1 de sobrepeso y obesidad?

Mentalidad que engorda.

Cuando vivimos en contante estado de dieta, inconscientemente tenemos la creencia de que la comida es mi enemiga y de que como estoy no estoy bien, todo esto nos mantiene con estrés crónico.

El estrés es la causa número 1 de sobrepeso y obesidad.

El estrés es adictivo, y nos hemos acostumbrado a vivir en ese estado de constante estrés, por eso ya no lo notamos.

El problema es que con estrés siempre entramos en el estado de supervivencia en el que quemamos menos calorías, dejamos de formar músculo, acumulamos más grasa, y desaceleramos el metabolismo.

Vivir a dieta es vivir con estrés.

El que nuestras decisiones de alimentación giren alrededor de “no quiero subir de peso” en lugar de “quiero estar saludable”, es tener mentalidad que engorda.

Mentalidad de bienestar.

Cuando tus decisiones de alimentación están enfocadas en darle a tu cuerpo los alimentos más saludables que puedas encontrar, cambias el enfoque de una mentalidad que engorda a una de bienestar y te relajas.

Nuestro cuerpo está programado para sobrevivir y tener grasa extra no le ayuda a cumplir con su programación.

Cuando el cuerpo acumula grasa extra es porque tenemos un desbalance hormonal, y el estrés es la causa principal de ese desbalance.

Cuando tenemos una mentalidad de bienestar nos relajamos, y de forma natural el cuerpo suelta la grasa extra que no necesita.

Ejemplos:

No cambies tu meta, solo cambia el camino para alcanzarla.

También lee: El jugo con el que Salma Hayek mantiene arriba sus defensas.