¡Fuera ácaros! Esta es la forma correcta de limpiar el colchón

¡Fuera ácaros! Esta es la forma correcta de limpiar el colchón

Tiempo de lectura: 3 mins.

Ahora más que nunca es necesario limpiar nuestra casa y artículos de cama para evitar enfermedades. Aquí te decimos principalmente cómo higienizar tu colchón.

Nuestra cama es uno de los lugares más importantes de nuestro hogar, ya que en ella descansamos y reponemos la energía que necesitamos para seguir con las actividades de cada día, por eso es muy importante mantenerla completamente limpia, desde las sábanas hasta el colchón.

La limpieza en nuestra cama evitará que se acumule el sudor, la suciedad, el polvo y los ácaros, que son los causantes de alergias y ciertas enfermedades respiratorias.

Pero ¿cómo limpiar el colchón? ¿Se mete a la lavadora o se tiene que enviar a la tintorería? Para nada, es muy sencillo y lo puedes hacer en la comodidad de tu casa. Aquí te decimos la manera.

Limpiar el colchón es más sencillo de lo que imaginas

Para limpiar tu colchón necesitas algunos ingredientes, así que toma nota:

  • 1 cajita de bicarbonato de sodio
  • 5 gotitas de aceite de lavanda
  • Aspiradora
  • Un colador metálico
  • Un recipiente

También te puede interesar: Batch Cooking: la moda de organizar tu menú semanal para evitar desperdicios (y comer mejor)

Procedimiento:

El primer paso que debemos seguir es poner el colchón en un lugar ventilado, retirando, desde luego, todas las sábanas, almohadas y cobijas.

Ahora, con ayuda de tu colador metálico, cierne el bicarbonato de sodio sobre el recipiente. Después, coloca las gotitas de aceite de lavanda y revuelve muy bien con todo el bicarbonato.

Es momento de limpiar el colchón. Con ayuda del colador, tus manos o una cuchara, coloca la mezcla de bicarbonato sobre una cara del colchón.

Deja que la mezcla penetre y actúe sobre la cama por unos 30 minutos y dale la vuelta. Hecho este paso, esparce ahora el bicarbonato por el otro lado y también deja que actúe por otros 30 minutos.

Después de ese tiempo, pasa la aspiradora por todo el colchón para retirar el bicarbonato y listo. Quedará limpio, sin rastro de polvo o ácaros y con un agradable aroma.

Repite este procedimiento cada 3 ó 6 meses, o cuando consideres que sea necesario.

Si tu colchón tiene manchas, puedes eliminarlas usando agua y un paño húmedo con detergente, o bien, con una dosis de vinagre se irán desapareciendo poco a poco, además de que funciona como un gran antiséptico.

Listo, ya le diste una nueva vida a tu colchón, así que disfrútalo y dulces sueños.