¿Insomnio? Esta rutina hecha por expertos te ayudará a dormir como bebé

¿Insomnio? Esta rutina hecha por expertos te ayudará a dormir como bebé

Tiempo de lectura: 4 mins.

En países como China, la calidad del sueño en los momentos más críticos de la pandemia se vio reducida hasta en un 37%.

La pandemia, la crisis económica, la inestabilidad laboral… todo puede ser un desastre pero… ¿Puedes dormir bien y tu rutina de sueño es la correcta? La respuesta es fundamental para conocer en qué estado de salud te encuentras. Sin una buena calidad del sueño tu vida se verá mermada, ya que la falta de descanso provoca desde fatiga mental hasta problemas más serios como mayor riesgo de accidentes, o profundos limitantes en tu capacidad de retención y entendimiento de conceptos.

El diario estadounidense The New York Times se dio cuenta de que en países como China, la calidad del sueño en los momentos más críticos de la pandemia se había visto reducida hasta en un 37 por ciento.

Por ello, quiso tomar cartas en el asunto y estableció una rutina de ejercicios para que sus lectores —y ahora nosotros— podamos seguirlos al pie de la letra. Esto con la intención de mejorar nuestra calidad del sueño y dormir bien.

Esta rutina de ejercicios suaves de yoga te permitirán descansar mejor. Si bien no se recomienda hacer deporte vigoroso antes de dormir, determinados movimientos pausados nos pueden ayudar a dormir mejor.

¿No logras dormir bien? Sigue esta rutina

La rutina inicia con las posturas del gato y de la vaca porque ambas liberan tensión en el cuello y en la espalda superior. Además, permiten también que al respirar de manera sincronizada, te relajes física y mentalmente.

La siguiente postura que debes realizar es la postura del niño. Enfocada en liberar tensión en la espalda baja y en las caderas. En el artículo publicado, Kelly DiNardo señala que a esta postura le puedes dar un extra de relajación si incluyes una pelota de tenis entre tu frente y la esterilla porque al mover la pelota podrás darte un agradable y relajante masaje.

Termina con la postura de la grulla, que te ayudará a liberar presión y tensiones en tu cuerpo. Luego, llegó el momento del masaje en el cuello. Para ello, DiNardo señala que uses un bloque o un libro y gira la cabeza hacia la derecha y ubica la pelota en la parte superior del cuello, detrás de tu oreja. Respira profundamente cinco veces. Luego asiente suavemente con la cabeza tres o cuatro veces, haz el gesto de “sí” y, después, tres o cuatro veces el gesto de “no”. Cambia de lado.

Una vez hayas completado el ejercicio, pasa a la postura de los abrazos de oso y ángeles de nieve. Recuerda que debes hacer el ejercicio con dos pelotas de tenis en el centro de tu espalda alta, cada una en cada omóplato. De esta manera, mejorarás tu postura. Repite los abrazos las veces que quieras.

Después, pasa a la postura de la paloma reclinada para seguir el estiramiento y lograr así mejorar tu sueño. Kelly señala que debes acostarte boca arriba, con la espalda sobre el piso, las rodillas dobladas y los pies plantados sobre el suelo. “Cruza el pie derecho sobre el muslo izquierdo, justo por encima de la rodilla. Quédate aquí o sujeta la parte posterior del muslo izquierdo con ambas manos y jala suavemente ambas piernas hacia ti. Flexiona ambos pies y mantén el pie izquierdo a la altura de la rodilla o más alto. Conserva la postura de cinco a diez respiraciones y cambia de lado“, describe.

¿No duermes bien? ¡Respira!

Una vez que hayas completado todas las posturas, es momento de dedicarle un tiempo de atención a tu respiración. Esto con la intención de que mejores la calidad del sueño.

Debes acostarte boca arriba sobre la cama y al inhalar, contar hasta cuatro. Después, exhala y cuenta hasta cuatro mientras sacas todo el aire de los pulmones. Repite por lo menos el ejercicio durante cinco minutos y te darás cuenta de que ya estás listo para dormir como un bebé.

Te puede interesar: ¿Problemas para dormir? Conoce a los enemigos del sueño