Obesidad: la importancia de combatir los prejuicios contra esta enfermedad

Obesidad: la importancia de combatir los prejuicios contra esta enfermedad

Tiempo de lectura: 4 mins.

Las personas con sobrepeso deben lidiar día a día con los estigmas sociales y críticas, es por eso que todos y todas debemos crear conciencia de este padecimiento.

Sufrir de sobrepeso y obesidad no sólo es una cuestión de kilos y salud; también es una lucha constante contra los prejuicios y burlas que viven las personas con esta condición.

La gente con obesidad es constantemente atacada y señalada por familia, amigos, compañeros e, incluso, médicos; quienes los culpan por su excesos de peso debido a malos hábitos o falta de control ante la comida. Sin embargo, la obesidad es mucho más que no comer de forma saludable.

Ante este problema, el 4 de marzo se conmemora el Día mundial de la obesidad, cuyo objetivo busca que las personas con este padecimiento cambien su estilo de vida. Y no se sientan avergonzadas o culpadas por sus kilos de más.

Asimismo, en esta fecha se quiere hacer conciencia sobre las raíces de la obesidad, mostrando sus múltiples causas. Así como la importancia de mantener un peso saludable.

Las causas de la obesidad

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la obesidad puede ser la mezcla de varios factores genéticos, de estilo de vida, psicológicos, socioculturales e incluso ambientales.

Genética: un aspecto fundamental

Sí, los “gorditos” por herencia sí existen, aunque tengan buenos hábitos y hagan ejercicio.

Según un texto científico de Emilio González Jímenez, profesor del Departamento de Enfermería de la Universidad de Granada, España, existen 130 genes relacionados con la obesidad.

Estos genes, apunta la investigación, están implicados en la “codificación de péptidos transmisores de las señales de hambre y saciedad”.

Es decir, que los genes podrían modificar la respuesta de algunas personas ante la comida. Sobre todo al no sentirse satisfechos después de un abundante alimento.

Depende el estilo de vida

El sedentarismo, la falta de ejercicio y la ingesta de alimentos altos en calorías, grasas, sodio y azúcares aumentan el riesgo de padecer enfermedades como diabetes, hipertensión y obesidad.

En muchas personas, el llevar un estilo de vida poco activo y con una mala selección de alimentos carentes de fibra, agua y nutrientes, provocan aumento radical de peso.

Cuando se habla de un sobrepeso u obesidad causado por el estilo de vida, se debe consultar al médico y al nutriólogo. Ellos ayudarán a modificar los hábitos y retomar el control del peso.

Obesidad por problemas psicológicos

Sentimientos como la tristeza, la ansiedad o el estrés pueden llevar a que las personas coman de más, elijan alimentos poco saludables y tengan una muy mala relación con la comida.

Si se reconoce que una persona come de más para tranquilizar su tristeza o estrés, lo mejor es visitar un psicólogo. Él brindará las herramientas necesarias para lidiar con estos episodios.

También te puede interesar: ¿Qué es el golpe de calor y cuáles son sus síntomas?

¿Cuáles son los factores socioculturales?

No contar con lugares seguros o adecuados para realizar ejercicio, no tener una educación saludable sobre la alimentación o preparación de alimentos; así como convivir con personas con obesidad, son factores socioculturales que pueden causar sobrepeso.

Si nuestra familia tiene un grave problema de peso y no se alimenta de forma adecuada, seguramente nosotros también tendremos una mala salud. Y por lo tanto una mala alimentación.

Sobrepeso causado por razones ambientales

Con este término no nos referimos a que la contaminación cause aumento de peso, sino que tiene que ver con el entorno y lugar en los que se desarrolla cada persona.

Si en un espacio determinado no hay acceso a alimentos de gran calidad y a precios accesibles. Posiblemente la población preferirá comida asequible sin priorizar los nutrientes.

La obesidad y el sobrepeso no es solo cuestión de “descuidarse” o no comer bien, existen muchas razones por las que se dan estas enfermedades y que muchas veces no tomamos en cuenta.

También lee: Para cambiar hábitos enamórate del proceso.