Telescopio más grande del mundo ayudará a entender el origen del universo

Telescopio más grande del mundo ayudará a entender el origen del universo

Objetos, estrellas y planetas casi impercetibles, lograrán descubrirse gracias al lanzamiento del telescopio más grande del mundo. ¡Espera más noticias el 22 de diciembre!

Con el lanzamiento del telescopio espacial James Webb, podríamos descubrir, entre otras cosas, cómo era el universo primitivo. O como dirían por ahí, el origen de todos los tiempos.

Esta maravilla científica será lanzada el 22 de diciembre de este año y promete ser de gran ayuda en la comprensión del cosmos. Pero, ¿por qué son importantes los telescopios espaciales?

La función primordial de los telescopios

Por ejemplo, los logros del telescopio espacial Hubble probablemente puedan dar algunas respuestas: El emblemático telescopio espacial Hubble (HST) fue la ventana al espacio. Ya que mostraba cuán increíblemente enorme, deslumbrante y, a veces, extraño e incluso aterrador, puede ser el universo.

El Hubble proporcionó imágenes impresionantes y coloridas de nubes de gas, que nos recordaron a animales y galaxias de todo tipo y forma.

Asimismo, permitió dar una mejor estimación de la edad del universo: unos 13.800 millones de años. El Hubble también fue crucial para confirmar que, contrariamente a lo que muchos científicos creían, el universo se está expandiendo a un ritmo acelerado.

Si esto se logró con el Hubble, ¿qué cosas nuevas y maravillosas podremos ver y aprender con el nuevo telescopio James Webb, el telescopio espacial más grande, complejo y elaborado jamás construido?

Webb tiene el espejo primario más grande que se ha enviado al espacio. Y consiste en 18 espejos hexagonales más pequeños chapados en oro, más de 6 veces el tamaño del Hubble. Pero también ha mejorado la sensibilidad y observa en luz infrarroja, mientras que el Hubble analiza principalmente en luz visible.

El James Webb verá cosas casi invisibles en el universo

Todos los cuerpos calientes emiten radiación infrarroja. El poder observar con luz infrarroja a distancias inimaginables significa que el telescopio más grande del mundo logrará ver objetos mucho más distantes y antiguos.

Sin embargo, mirar con luz infrarroja tiene otra gran ventaja: permite ver a través de las nubes de polvo y observar mejor la formación de estrellas, planetas y exoplanetas.

En resumidas cuentas, los telescopios como el James Webb nos dan acceso a partes prácticamente invisibles del universo, estrellas y planetas ocultos y mundos nuevos. Y nos brindan la oportunidad de conocer más sobre nuestros propios orígenes.

¡Nos encantan este tipo de temas!

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: VIDEO: Derrumbe del telescopio que apareció en películas de James Bond