Con sólo 18 años, Boyan Slat fundó en 2013 The Ocean Cleanup Foundation, una organización sin fines de lucro dedicada al desarrollo de tecnología avanzada para la eliminación del plástico de los océanos.

Lo que hoy es uno de los proyectos más ambiciosos de limpieza de los océanos, comenzó como un proyecto escolar del joven holandés de 16 años, Boyan Slat. La idea surgió después de un viaje a Grecia, en donde en una tarde de buceo Slat observó con tristeza mucho más plástico que peces en el mar. 

Después de dos años, un par de viajes más al océano y muchos esfuerzos para perfeccionar su invención, Boyan, con tan sólo 18 años de edad, creó The Ocean Cleanup Foundation. Slat tuvo que poner en pausa sus estudios de ingeniería aeroespacial para dedicarse de lleno a este esperanzador proyecto. Después de numerosas campañas de financiamiento, logró reunir la nada despreciable cantidad de 80 mil dólares en sólo un par de semanas. 

El éxito de esta iniciativa resonó de tal manera, que en 2014 ONU Medio Ambiente nombró a Boyan Slat “Campeón de la Tierra”. Hoy, The Ocean Cleanup Foundation cuenta con un equipo de más de 80 personas y su objetivo principal es deshacerse de la gran isla de basura del Pacífico entre Hawái y California, con una superficie casi tres veces de la del tamaño de Francia y que contiene alrededor de 80 mil toneladas de plástico.

Boyan Slat Ocean Cleanup en Wokii
Boyan Slat

¿Y cómo funciona?



El que actualmente se denomina System 001 es un sistema pasivo de recolección de basura movido por las corrientes. Consiste en una tubería de 600 metros de largo en forma de U que flota en la superficie del agua, unida a una pantalla cónica de 3 metros de profundidad. El tubo logra que el sistema flote y el plástico no fluya sobre de él, la pantalla, por otro lado, evita que los deshechos escapen por debajo. Además, se plantea estudiar los desechos recolectados y transformarlos en productos no desechables.

El System 001 en acción

Para proteger a la fauna marina, el sistema viaja a velocidades sumamente bajas, suficiente para que cualquier animal pueda escapar del área de arrastre con facilidad. Debido a que la pantalla sumergida es impenetrable, la corriente viaja por debajo de ésta y guía a cualquier organismo junto a ella. Como no es una red, los animales no pueden quedar atrapados ahí.

De acuerdo a los estudios realizados por The Ocean Cleanup, una flota de 60 de sus sistemas podría eliminar hasta en un 50% los desechos de este océano en sólo cinco años. Según el propio Slat, combinando los sistemas de limpieza con una reducción drástica en la producción y el desecho de plásticos, para 2040 podría eliminarse del océano el 90% de este material.

Te puede interesar: Plastic Oceans México llega a la Riviera Maya

Te recomendamos