Princesa Amalia de Países Bajos podrá ser reina aún casándose con una mujer

Princesa Amalia de Países Bajos podrá ser reina aún casándose con una mujer

Holanda es tan vanguardista que ha modificado una de las leyes más antiguas de la realeza, para que en caso de que así lo desee, la princesa Amalia pueda casarse con una mujer.

Los Países Bajos fueron los primeros en Europa en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Y ahora, lo que se ha dicho últimamente en los tabloides, es que podrían tener la primera reina casada con otra mujer.

Y es que la princesa Catalina Amalia de Orange, a pesar de no haberse declarado abiertamente homosexual a sus 17 años, se ha especulado sobre ella, tras la publicación del libro «Amalia, el deber te llama», del abogado Peter Rehwinkel. En él se analizó dicha hipótesis y concluyó que, con base a las normas actuales, si Amalia quisiera casarse con una mujer, debería renunciar al trono.

No obstante, el jefe de Gobierno, Mark Rutte, respondió tajante que esto no sería un obstáculo para que ella pudiera acceder al trono.

«El Gobierno cree que el heredero también puede casarse con una persona del mismo sexo. Y no ve un obstáculo legal permitir el matrimonio de un heredero con una persona del mismo sexo. Por lo tanto, el gabinete no considera que un heredero al trono o el rey deba abdicar», detalló Rutte.

El único requisito para la princesa Amalia es que tenga descendencia

Sin embargo, el jefe de Gobierno señaló que sí debe quedar claro quiénes son los hijos en un matrimonio entre dos personas del mismo sexo. Y se deben hacer acuerdos en dado caso, pues la Constitución neerlandesa se basa en la idea de la sucesión hereditaria.

Esto se traduce de la siguiente manera: Amalia de Holanda una vez casada con otra mujer tiene que convertirse en madre para que el legado real siga estando vigente. Es así que deberá buscar diferentes alternativas como adopción o embarazos subrogados.

Princesa Amalia de Países Bajos podrá ser reina aún casándose con una mujer

Mientras esto sucede es de aplaudirse que no sea una limitante la preferencia sexual en la realeza de este país, pues generalmente, en las monarquías la figura de un rey o una reina está asociada a las tradiciones, las costumbres y el conservadurismo de un país.

Aquí, incluso han modificado una de las leyes más antiguas de la realeza holandesa, para que cualquier miembro de la familia pueda vivir su amor libre con quien decida hacerlo. ¡Bien!

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: Por salud y paz mental deberías dejar de disculparte por todo