5 grandes lecciones de éxito de Oprah Winfrey

5 grandes lecciones de éxito de Oprah Winfrey

Tiempo de lectura: 6 mins.

Que tu pasado nunca te frene, ni tampoco tu tono de piel o lo que los demás piensen de ti. Esas son algunas de las grandes lecciones de éxito de Oprah.

Hoy, Oprah Winfrey cumple 67 años, una mujer con éxito que se ha distinguido por brillar no solo por su talento como entrevistadora o empresaria, sino por su gran resiliencia.

Algunas de las lecciones que Oprah ha dado las compartió en 2018, durante su discuro para la Escuela de Comunicación y Periodismo USC Annenberg. Por ejemplo, aconsejó a los estudiantes que «dejaran de compararse con otras personas». Además, les aseguró que, sea como sea, «saldrán adelante».

Oprah Winfrey ha ganado infinidad de premios gracias a su programa de entrevistas. También creó su propio canal de televisión (OWN), su revista y además, ganó el Premio Humanitario Bob Hope de la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión. Por si fuera poco, fue nominada a un Oscar como Mejor Actriz de Reparto. Todo eso, y el hecho de ser la primera mujer multimillonaria negra en Estados Unidos, la vuelven un ejemplo de éxito. Pero el camino nunca le fue fácil; a continuación, alguno de sus secretos de perseverancia y resiliencia.

La dura infancia de Oprah no limitó su éxito

Hija de una madre soltera, Vernita, Oprah estuvo en la pobreza extrema en la granja de su abuela. A los seis años por fin se reunió con su mamá en Milwaukee. Su madre trabajaba todo el día, y Oprah sufrió los abusos sexuales de familiares y un amigo de la familia. A los 14 años, se embarazó. Su hijo falleció al poco tiempo después de nacer y ella se mudó a Nashville con Vernon, su papá.

Si bien todo lo anterior resulta devastador, Oprah Winfrey superó la tristeza y, como símbolo de resiliencia, cambió su vida. Se volvió una gran estudiante y dejó su vida de pobreza atrás para centrarse en su potencial y éxito. Y sí: aprendió a perdonar. “Perdonar es dejar ir la esperanza que el pasado pudo haber sido diferente».

Su amor por la lectura

“Para mí la lectura solía ser un medio de escape. Ahora considero que leer un buen libro es una indulgencia sagrada, una oportunidad para estar en cualquier sitio que escoja. Es mi manera favorita de pasar el tiempo. Lo que he aprendido en la vida es que leer abre tu mente. Te expone y te da acceso
que tu cerebro pueda contener”, esto dijo Oprah en su libro Lo que he aprendido de la vida. La conductora destina todas sus noches a leer un buen libro, y programa su día con base en siempre dejar ese espacio disponible para ella.

Abrir los ojos y el corazón al mundo por medio de la literatura es una gran forma de expandir la mente y buscar inspiración. También, en estos tiempos de pandemia, leer es la mejor válvula de escape, junto con el ejercicio. ¿A poco no? Y para Oprah, ha sido clave del éxito.

También lee: Descubre con estos libros cómo tener una mente más fuerte.

No le tiene miedo a lo desconocido

Para alcanzar el éxito, Oprah ha buscado siempre superarse a sí misma. Correr riesgos, se podría decir, forma parte de su ADN. Comenzó su carrera de radio en una estación de radio en Nashville, poco después de ganar el título de Miss Black Tennessee. Luego le ofrecieron un trabajo como presentadora de noticias en una estación de televisión local. Dijo que sí.

Le ofrecieron ser conductora de The Oprah Winfrey Show, y dijo que sí. Veinticinco años después de su programa, creó su propia cadena televisiva. Tuvo la oportunidad de actuar en El color púrpura. Dijo que sí —y ganó una nominación al Oscar—. Y así sucesivamente, el miedo al fracaso jamás la freno. «Si bien siempre puede haber tragedia en tu vida, siempre existe la posibilidad de que triunfes. La habilidad de triunfar comienza contigo. Siempre», ha dicho.

Piensa en los demás

“Una taza de café cargado con el sustituto perfecto de crema hecho con avellanas: cuatro estrellas. Salir a caminar por el bosque con los perros sin correa: cinco estrellas. Hacer ejercicio: una estrella… todavía. Sentarme debajo de mis robles y leer los periódicos del domingo: cuatro estrellas. Un libro excelente: cinco estrellas. Pasar el rato en la mesa de la cocina de Quincy Jones y hablar acerca de todo y de nada: cinco estrellas. Poder hacer cosas buenas por otras personas: más de cinco estrellas. El gozo proviene de saber que quien lo recibe comprende el espíritu del regalo. Todos los días, me esfuerzo por hacer algo bueno por alguien, no importa si conozco o no a esa persona». Lo anterior lo explica Oprah en Lo que he aprendido de la vida, y creemos que sí ha sido clave de su éxito.

En un viaje que realizó en 2004 a Sudáfrica con su show, mostró en Occidente la realidad de los niños víctimas de la pobreza y la hambruna. Tres años después, logró fundar ahí mismo una escuela: Oprah Winfrey Leadership Academy for Girls. Para 2012, había donado ya 400 millones de dólares a causas relaciones con la educación.

Oprah Winfrey y el éxito de siempre ser ella misma

«La próxima vez que te mires al espejo, trata de dejar de lado la línea de la historia que dice que estás demasiado gordo o demasiado flaco, demasiado ceniciento o demasiado viejo, tus ojos son demasiado pequeños o tu nariz demasiado grande; mira en el espejo y ve tu cara. Cuando la crítica se desvanezca, lo que verás entonces serás solo a ti mismo, sin juzgar, y ese es el primer paso para transformar su experiencia del mundo».

Ser negra, mujer y con problemas de sobrepeso en un mundo que exige delgadez y encajar en un esquema, es un desafío. Pero lograr ser la mujer afroamericana más poderosa del mundo, con una fortuna valuada en 2.6 mil millones de dólares… es callar bocas. Y Oprah es experta en eso, y en demostrar que no se necesita dejar de ser uno mismo para conquistar el mundo.

Feliz cumpleaños, querida Oprah. Que las niñas del mundo te sigan viendo sonreír y digan: «algún día seré como ella».