Glass Marcano: De vender fruta a dirigir una orquesta en París

Glass Marcano: De vender fruta a dirigir una orquesta en París

La venezolana Glass Marcano es una de esas mujeres que inspiran con solo verla. Su tenacidad y pasión por la música la han llevado a ganar el premio más prestigioso de la Orquesta Mozart, de París. Aquí te la presentamos.

Para Glass Marcano no hay imposibles. La chica venezolana que luchó por viajar a París desde principios de este año para participar en un concurso de música es prueba de que cuando se quiere, se puede.

Hay muchas historias que demuestran que los sueños sí se cumplen, como la de la actriz Toni Acosta, que de mesera se convirtió en actriz internacional. O la de Yalitza Aparicio, una maestra de Oaxaca que fue nominada al Óscar el año pasado.

Toca el turno de Glass Marcano, quien vendía frutas con su madre en su tierra natal, y se transformó en una virtuosa directora de orquesta en París. Gracias a que atrajo las miradas de músicos en el concurso para mujeres directoras «La Maestra” en Venezuela.

Glass Marcano

Orquesta Mozart de París, un sueño hecho realidad para Glass Marcano

Antes de esto, Marcano combinaba sus estudios de Derecho con la música, pero deseaba más. Al enterarse del «Premio Orquesta Mozart de París» a celebrarse en marzo de 2020 ella brincó de felicidad.

Y con apoyo de amigos y familiares completó el dinero para pagar la inscripción.

Sin embargo, pronto enfrentaría un nuevo obstáculo: la pandemia por el Covid-19, lo que recorrió la fecha del concurso al mes de septiembre. Mientras tanto, Glass Marcano decidió trabajar con su madre en una frutería para reunir algo de ahorros.

Para el 14 de septiembre finalmente logró viajar por medio de un vuelo humanitario. Ella llegó poco antes de la competencia y, aunque no ganó, recibió un merecido premio especial.

El logro no fue sólo ése, pues comenzó desde reunir el dinero, entrar al concurso y salir de Venezuela (sabiendo cómo es la situación actual). También tuvo que sortear las restricciones de la pandemia para triunfar en una profesión “supuestamente de hombres”.

«No sé cuánto voy a estar aquí, pero estoy dispuesta a lo que haga falta para llegar», es el lema de Glass Marcano, quien estudió en El Sistema, programa educativo que ha impulsado a grandes músicos venezolanos como Gustavo Dudamel, director a cargo de la Filarmónica de Los Ángeles.

No cabe duda de que historias como la de Glass Marcano demuestran que si tienes el talento y la dedicación, no importa cuánto tardes, porque siempre encontrarás el camino al éxito.

También puedes leer: Otorgan el Premio Nobel de Medicina a los descubridores de la hepatitis C