George Floyd: a un año de su muerte, ¿qué tanto hemos evolucionado como humanidad?

George Floyd: a un año de su muerte, ¿qué tanto hemos evolucionado como humanidad?

El asesinato de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis dio origen al movimiento #BlackLivesMatters, que ha unido desde celebridades, empresas y hasta países.

Este 25 de mayo se cumple un año del asesinato de George Floyd, un hombre de color arrestado arbitrariamente en Minneapolis y tratado con brutalidad por la policía. Pero la muerte de George Floyd no fue en vano y se convirtió en el punto de partida del movimiento #BlackLivesMatter.

El movimiento tiene su origen en la indignación pública que provocó la noticia y sumó protestas en todo Estados Unidos y el apoyo de millones de personas en todo el mundo, a través de las redes sociales.

Desde organizaciones de la sociedad civil hasta algunas compañías, denunciaron públicamente el racismo que prevalece en la sociedad estadounidense, de la cual George Floyd fue sólo una víctima de muchas más que se suman año con año.

Una noticia que nos llena de mucho orgullo es que el movimiento #BlackLivesMatter se encuentra nominado al premio Nobel de la Paz, que se dará a conocer en octubre de 2021 y en el que, posiblemente, se convierta en el tema ganador de la medalla sueca.

También lee: Pedro Opeka, el cura argentino que podría ser el próximo Nobel de la Paz

¿Qué ha cambiado desde la muerte de George Floyd?

Derek Chauvin, exagente de policía de Minneapolis, fue acusado y procesado oficialmente por la muerte de George Floyd, tras un arresto arbitrario que, según la defensa de Floyd, se debió al racismo del ex policía.

A raíz de esto, en Estados Unidos se propuso una ley para reformar el sistema policial estadounidense, a fin de poder juzgar a los judiciales que abusen de su autoridad contra los ciudadanos.

Sin embargo, la fecha límite para que los legisladores aprueben dicha ley es este mismo 25 de mayo y, hasta el momento, ha habido pocos avances en la discusión.

Foto: Unsplash

Por otro lado, en Minneapolis, donde comenzó todo, una tercera parte de los agentes han dimitido o tratado de dejar el puesto desde lo ocurrido, en protesta a una mayor vigilancia en sus operaciones.

Otras policías, como la de Nueva York, también han hecho una purga entre sus agentes para evitar más ataques de violencia racial hacia la comunidad afroamericana (aunque el racismo también suele dirigirse hacia las minorías latinas y asiáticas).

Con la llegada del nuevo gabinete a Estados Unidos, se espera que la vicepresidenta, Kamala Harris (afroamericana de origen indio) y el secretario de Defensa, Lloyd Austin (también afroamericano) logren cambiar un poco la situación de racismo y segregación en el país.

Foto: Unsplash

Pese a las mejoras, las protestas continúan

Aunque han sido varios los avances tras la muerte de George Floyd, lo cierto es que el caso sólo destapó una serie de protestas que, lejos de haber terminado, apenas comienzan.

Todavía es común ver en las noticias y en las redes sociales algunos videos de personas afroamericanas detenidas de forma arbitraria por la policía, bajo la sospecha de que puedan haber cometido algún delito o que porten armas de forma ilegal.

Pero las protestas no vienen sólo de la sociedad, sino de los propios policías. Varios de ellos han renunciado como una forma de oponerse a lo que ellos llaman “un acoso” a sus actividades diarias.

Algunos especialistas en seguridad creen que la policía en varios estados ha dejado de atender sus labores como una forma de evitar verse involucrada en más casos, como el de George Floyd.

Esta teoría se basa en el hecho de que, durante 2020 (y coincidentemente después del asesinato de George Floyd) los homicidios en Estados Unidos aumentaron hasta 33% en las grandes ciudades, como Los Ángeles y Nueva York.

A un año de la muerte de George Floyd, ¿qué hemos aprendido?
Foto: Unsplash

Pero no todo son malas noticias

Más allá de lo político y la falta de acuerdos entre los demócratas y los republicanos (estos últimos cada vez más radicales y defensores de la supremacía blanca), hemos visto cambios significativos en otros ámbitos.

No cabe duda que el movimiento #BlackLivesMatter ha traído una visibilización mayor de las personas afroamericanas en esferas como el cine, la cultura e incluso entre las grandes compañías.

PepsiCo, por ejemplo, cambió el nombre e imagen de su famosa marca de productos para hot cakes Aunt Jemima, que ahora llevará por nombre Pearl Milling Company.

La marca de helados Ben & Jerry’s lanzó una campaña prácticamente permanente en apoyo al movimiento, así como un producto en recuerdo al propio George Floyd cuyas ventas se destinan a organizaciones a favor de la inclusión racial.

Celebridades como los basquetbolistas Michael Jordan y LeBron James, las cantantes Beyoncé, Rihanna y Paul McCartney, el actor Ryan Reynolds y la empresaria Oprah Winfrey son algunos de los que, públicamente, condenaron el asesinato de George Floyd.

La detención arbitraria de las personas afroamericanas en Estados Unidos todavía es común, pese a las múltiples protestas. Pero está claro que ahora hay una sociedad más organizada que no dejará que estos actos vuelvan a quedar impunes.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También te recomendamos: Apple dona 100 millones de dólares para acabar con el racismo