Chris Hemsworth y Elsa Pataky son superhéroes en la vida real: liberan demonios de Tasmania

Chris Hemsworth y Elsa Pataky son superhéroes en la vida real: liberan demonios de Tasmania

Tiempo de lectura: 2 mins.

La famosa pareja se unió a una organización para reintroducir esta especie tras 3 mil años de cautiverio.

Chris Hemsworth y Elsa Pataky siempre nos han mostrado su amor por la naturaleza, lo han hecho con increíbles postales en el mar y hasta con fotografías con fauna propia de Australia.

Y ahora nos recordaron que son unos superhéroes en la vida real al ayudar en la liberación de demonios de Tasmania, una especie amenazada en Australia. El Canal 7 australiano dio a conocer fotografías de los famosos ayudando a repoblar Nueva Gales del Sur con estos marsupiales.

En compañía con una organización benéfica, se vio a Hemsworth y Pataky abriendo unas pequeñas celdas cilíndricas que dejaron en libertad a 11 demonios de Tasmania.

De acuerdo con el medio de comunicación, esta acción en la que se involucró la pareja es algo histórico, ya que se espera que los demonios de Tasmania regresen a su hábitat natural después de más de 3 mil años de cautiverio.

Según Tim Faulkner, responsable de la reserva natural donde fueron liberados los marsupiales, “dentro de 100 años vamos a recordar este día como aquel en que comenzó la restauración ecológica de un país entero”.

Además de ayudar al crecimiento de población de demonios de Tasmania en Australia, la liberación de estos marsupiales se realizó para “reequilibrar los bosques después de siglos de devastación tras la introducción de zorros, gatos y otros depredadores invasivos”.

También te puede interesar: Muere Mario Molina, Premio Nobel de Química 1995, quien advirtió sobre los daños en la capa de ozono

Datos sobre los demonios de Tasmania

Se calcula que actualmente solo quedan unos 25 mil ejemplares de estos marsupiales en la isla de Tasmania, lo que determina que son una especie en peligro. Anteriormente los demonios de Tasmania vivían toda en toda Australia, pero debido a sus depredadores, solo habitan la isla de Tasmania.

Estos marsupiales son carnívoros y se alimentan principalmente de pescado, anfibios, insectos e incluso animales muertos. Su cuerpo y mandíbula son tan fuertes que incluso comen los huesos de los animales que devoran.