Un pequeño chip es capaz de curar y regenerar todos los órganos

Un pequeño chip es capaz de curar y regenerar todos los órganos

Tiempo de lectura: 2 mins.

Los avances en el mundo de la medicina son cada vez mayores, y en esta ocasión todo depende de un pequeño chip que podría ser la solución para miles de personas.

La medicina regenerativa ha sorprendido al mundo entero con un avance que parece haber sido sacado de un libro de ciencia ficción. Esta vez se trata de un chip que se encarga de regenerar todos los órganos del cuerpo, y los responsables de esta innovadora tecnología son un equipo de investigadores de la Escuela Médica Wexner, de la Universidad de Ohio y del Colegio de Ingeniería de la Universidad de Ohio en Columbus.

El dispositivo es capaz de cambiar la función de las células del organismo sin resultar invasivo. Esta tecnología de regeneración llamada nanotransferencia de tejidos (TNT), se basa de un pequeño dispositivo que se coloca en la piel. A través de un intenso campo eléctrico logra reprogramar células adultas vivas en cualquier otro tipo de célula.

Uno de los aspectos más increíbles es la rapidez con la que funciona esta tecnología, pues solamente hay que tocar el chip, una vez que se pone sobre la piel.

Según información de la publicación Nature Nanotechnology, los encargados del proyecto utilizaron esta tecnología en ratones con patas lesionadas, donde se habían cortado sus arterias. Al colocar el chip en la piel de los roedores, las células de la piel de los ratones se regeneraron exitosamente.

Te puede interesar: Conoce el chip que Elon Musk quiere implantarle a tu cerebro

Así funciona la nanotransferencia de tejidos

Con ayuda de la nanotecnología, los científicos diseñaron un dispositivo al que se le pudiera inyectar una carga de genes en las células. Otro elemento importante en este proyecto es la carga genética, es decir, el chip lleva un código genético específico e forma de ADN o ARN. Cuando esta carga se aplica a las células, su estructura cambia y también sus funciones anteriores para reprogramar y reparar la lesión.

Cuando el chip está en la piel, un simple toque genera nanocanales en el tejido y así brinda una nueva identidad a las células.

El éxito de este proyecto tiene una tasa del 98% en las pruebas realizadas hasta el momento, un resultado que es más que esperanzador, sin embargo, será hasta 2021 cuando se inicien pruebas en seres humanos.