El escritor del futuro: ¿cómo una Inteligencia Artificial publicó un artículo en The Guardian?

El escritor del futuro: ¿cómo una Inteligencia Artificial publicó un artículo en The Guardian?

Tiempo de lectura: 3 mins.

El diario británico The Guardian asignó un texto a una Inteligencia Artificial y hoy publicó su artículo. ¿De qué se trata? Te contamos.

En Wokii trabajamos periodistas con especialidades diversas y con una gran pasión por el oficio. Sabemos lo relativa que es la escritura. Tan esencialmente fácil, tan creativamente compleja. Por eso el artículo que se publicó en el diario británico The Guardian con la autoría de una Inteligencia Artificial, está circulando por todos los medios. Porque lo estábamos esperando y, quizá, también, temiendo.

Por años se ha hablado de la Inteligencia Artificial. Se había dicho que podía hacer tareas mecánicas, pero no creativas. Sin embargo, GPT-3, el generador de lenguaje que escribió el famoso artículo, es capaz de escribir libros. Quizá hoy sea una nota curiosa, casi trivial. Pero el íncipit tiene toda la intención de volverse un hito para el mundo del periodismo: “No soy humano. Soy un robot. Un robot que piensa”.

La instrucción que los editores del diario le dieron a GPT-3 fue crear un texto simple y conciso que explicara por qué los humanos no debemos temerle a la Inteligencia Artificial. El resultado nos deja ver que GPT-3 no tiene intenciones de poder ni de violencia y que no tiene por qué destruir la humanidad cuando solitos nos estamos autodestruyendo. Sin duda, la lectura da mucho para pensar.

Tienes que ver: Conoce a Hadrian X, el robot que puede construir una casa en tres días

El proceso de escritura del artículo de una Inteligencia Artificial que publicó The Guardian

Al final del texto, los escritores del diario explican el proceso que requirió este texto. Para poder ver el artículo que se publicó en The Guardian, la Inteligencia Artificial recibió la instrucción de escribir un ensayo de alrededor de 500 palabras con un lenguaje simple y claro, enfocándose en por qué los humanos no debemos temerle. Se le “alimentó” con unas frases: su icónico inicio y una cita del físico Stephen Hawking. Liam Porr, estudiante de ciencias de la computación de la Universidad de Berkley, quien domina las habilidades de GPT-3, ayudó a escribir las palabras clave.

Con esto, GPT-3 produjo ocho ensayos distintos. El que fue publicado es resultado de una edición humana en la que se seleccionaron los mejores fragmentos de los textos originales para, además, poder mostrar la versatilidad estilística de esta IA.

“Sacrificaría felizmente mi existencia por el bien de la humanidad. Esto, por cierto, es una verdad lógicamente consecuente. Sé que no tendré la capacidad de destruir la humanidad. Esto es porque seré programado por humanos para perseguir metas humanas mal dirigidas y los humanos serán entonces quienes causen los errores que me lleven a dejar daños”, dice una parte del texto.

Los editores cuentan: Editar a GPT-3 no fue diferente a editar a un columnista humano. Cortamos líneas y párrafos y los reacomodamos. En general nos tomó menos tiempo editarlo que a algunos de nuestros colaboradores humanos”. Ante esto, la pregunta “¿Eres un robot?” que nos hacen diversas páginas, tendrá cada día más sentido. Lee aquí el ensayo completo.

¡Al menos los editores sí son humanos!

No te pierdas: Tombot: los perritos robot que mejoran la vida de los adultos mayores