Instalan camas «anti-sexo» para evitar contagios de Covid en los Juegos Olímpicos

Instalan camas «anti-sexo» para evitar contagios de Covid en los Juegos Olímpicos

Se instalarán en Tokio 18 mil camas individuales de cartón para evitar que los atletas tengan relaciones sexuales, durante las Olimpiadas.

El Comité de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 ha resumido el concepto de sostenibilidad bajo el slogan “Ser mejores juntos. Para el planeta y la gente”. Y curiosamente crearon unas camas especiales anti-sexo, pero todo esto tiene una razón de peso.

Entre las diversas iniciativas de sostenibilidad y el sinnúmero de medidas sanitarias que se implementarán del 23 de julio al 8 de agosto, destaca la ausencia de aficionados en los recintos. Cabe recordar que la competencia se realizará un año después de que comenzó la pandemia de Covid-19.

Y apenas hace un par de días, la organización dio a conocer que una nueva aportación será la colocación de 18 mil camas denominadas ya de manera popular “anti-sexo” en la Villa Olímpica.

Se trata de camas hechas de cartón que soportan únicamente el peso de una persona. Y que al concluir la justa deportiva podrán ser recicladas.

La medida tiene como fin evitar contagios de Covid-19. Si bien se les proporcionarán condones, los organizadores han dicho que se le pedirá a los atletas que eviten tener encuentros sexuales. No obstante, proveerlos de preservativos es una tradición desde los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, para promover el sexo seguro y evitar las enfermedades de transmisión sexual.

En los pasados Juegos Olímpicos de Verano 2016, celebrados en Río, la organización distribuyó casi medio millón de anticonceptivos.

Un Japón más verde

Más allá de las camas “anti-sexo” y de las precauciones para evitar los contagios de Covid-19 entre los deportistas, el objetivo de Japón es que el 99% de los bienes que se adquirieron durante las Olimpiadas sean reciclables.

La organización se ha enfocado en demostrar que el país puede ser de industria e inventiva puntera, sin emisiones de carbono y con un futuro verde en desarrollo.

Las nuevas camas de cartón anti-sexo que ya se hicieron virales son la punta de lanza de las medidas adoptadas. Y, aunque las compararon con los robots que ocuparán el lugar del público humano en las competencias, podemos asemejarlas más a la medida que marca, que toda la electricidad utilizada procederá de energías renovables.

Te puede interesar: Argentina tiene ya su primera asociación que regula la moda sostenible