5 lecciones que aprendimos de Pinocho, de Guillermo del Toro

Lectura 4 mins.
5 lecciones que aprendimos de Pinocho, de Guillermo del Toro

Es la primera vez que un título de Netflix gana un Golden Globe en la categoría de Mejor Película Animada, y todo gracias a nuestro orgullo mexicano Guillermo del Toro.

La nueva versión de Pinocho, de Guillermo del Toro, está disponible desde el 9 de diciembre en la plataforma de streaming Netflix. Y además de que, en poco tiempo, ha causado puros comentarios positivos, dio la sorpresa ayer en los Golden Globes.

Así es… Pinocho, de Guillermo del Toro, ganó el Golden Globe a la Mejor Película Animada imponiéndose a El último deseo, El gato con botas y la favorita Inu-Oh, del director japonés Masaaki Yuasa. Esta victoria de Pinocho convierte a Netflix en el primer servicio de streaming en recibir dicho galardón, un hecho que confirma que las películas lanzadas en plataformas también pueden aspirar a lo máximo en los grandes premios internacionales.

Pinocho, de Guillermo del Toro, les habla a los adultos

Asimismo, Pinocho también es la primera película premiada en esta categoría con un director latino. No cabe duda de que con esta producción, Guillermo del Toro se vuelve a poner frente a los reflectores.

“Es un gran año para el cine y para la animación. Animación es cine. La animación no es un género para niños, es un medio. Esta no es una película para niños, pero los niños pueden verla con ustedes”, declaró del Toro cuando recibió el premio.

5 lecciones que aprendimos de Pinocho

Pero más allá de la perfección artística y visual que ofrece la película, para quienes han visto Pinocho no deben pasar por alto 5 lecciones esenciales -literalmente- para la vida. Aquí te las compartimos:

1. Enfrentar a un ser querido

Si bien es cierto que Pinocho, de Guillermo del Toro, tiene episodios bastante dramáticos, son también vitalistas, como el mismo director lo ha contado en una entrevista. Enfrentarse a la pérdida de un ser querido es de las cosas más dolorosas de la vida, sin embargo, lo que del Toro quiere decir es que vivamos al máximo y amemos a quienes nos rodean porque nadie es eterno.

2. Aceptar nuestras imperfecciones

Efectivamente, nadie es perfecto y aunque trates de esforzaste para ser el mejor, siempre habrá alguien que te juzgue. Pese a ello, lo importante es que te sientas seguro y feliz con lo que eres y lo que piensas.

3. Los errores te hacen madurar

Lo que nos muestra Pinocho de Guillermo del Toro es que después de cometer un error, debemos analizar en qué nos equivocamos, por qué lo hicimos y cómo podríamos corregirlo. Y lo fundamental: de nada sirve que justifiquemos los errores. Al contrario, hay que aceptar, mejorar y aprender para poder evolucionar.

4. Amar sin juzgar

Es cierto que veces podemos ser muy duros con nosotros mismos o con la gente que queremos. Antes de emitir un juicio o crítica es necesario escuchar al otro y ponernos en sus zapatos por un momento; así entenderemos mejor las acciones de los demás. Eso en definitiva es una de las mejores lecciones que hemos aprendido de Pinocho de Guillermo del Toro.

5. Vivir aquí y ahora

Nadie tiene garantizada la vida, por ello uno de los mensajes de la película es aprovechar las oportunidades que se nos presenten sin ningún arrepentimiento. Si el resultado no es el esperado, ¡no tiene nada de malo volver a empezar! Pero es mejor hacerlo a quedarse con las ganas ¿o no?

¿Con cuál de estas lecciones de Pinocho te identificas más?

También lee: 10 años sin Steve Jobs: 5 razones para admirarlo y aprender más de él