Sustituto sintético del aceite de palma podría salvar las selvas tropicales

Sustituto sintético del aceite de palma podría salvar las selvas tropicales

Tiempo de lectura: 3 mins.

Según algunos estudios, el aceite de palma es dañino para nuestra salud y para el planeta, es por eso que científicos trabajan en un sustituto elaborado con levadura fermentada.

El aceite de palma es utilizado para muchos alimentos y productos para la piel, que ocupamos diariamente. De hecho, se encuentra en cerca del 50% de los artículos que encontramos en supermercados. Por esta razón, un grupo de científicos está trabajando para crear un sustituto sintético con el cual podamos evitar consumir el aceite en cuestión.

Entre las cualidades del aceite de palma destacan que es un ingrediente extremadamente versátil, de larga vida útil y muy económico. Sin embargo, el costo para el medio ambiente es sumamente elevado. Su cultivo es responsable de la deforestación y la destrucción del hábitat de cientos de animales en peligro de extinción, según la BBC

Se ha buscado una solución para disminuir los estragos del aceite de palma tratando de crear un sustituto sintético. “En los últimos 30 años, el 50% del crecimiento de las plantaciones de aceite de palma han logrado la deforestación de bosques tropicales y turberas”, dijo Shara Ticku, fundadora de C16 Biosciences

C16 Biosciences es una startup de Nueva York que realiza investigaciones para encontrar un reemplazo a este componente. La compañía recibió una inversión de 20 millones de dólares por parte de Breakthrough Energy Ventures; financiado por Bill Gates y otros filántropos de alto perfil. 

sustituto sintético

Un camino aún largo por recorrer

Investigadores de la Universidad de Bath en el Reino Unido también han trabajado desde 2016 para encontrar un sustituto del aceite de palma. A pesar de los avances, los ingenieros advierten que los esfuerzos a corto plazo deberían centrarse en reducir el impacto del proceso existente. Aseguran que el reemplazo aún se encuentra lejos de ser comercialmente viable. 

El equipo de Bath centra sus investigaciones en la tecnología existente desde una perspectiva ambiental, tecnológica y económica. “La ingeniería transgénica ha abierto nuevos avances”, dijo el profesor de ingeniería de bioprocesos en Bath, Chris Chuck a la BBC. 

Ambas investigaciones utilizan un proceso de fermentación similar al de la cerveza. El proceso convierte los desechos de alimentos en un producto muy parecido al aceite de palma natural. “Es una levadura, la alimentamos con azúcares, luego la levadura crece y pueden producir grandes cantidades de aceite dentro de sus células, y tenemos que exprimir ese aceite o extraerlo”, dijo Ticku. 

La producción de un sustituto sintético aún cuesta mucho pues no se ha hecho a gran escala. “Creemos que con nuestra plataforma tecnológica, a una escala de cientos de miles de kilogramos anuales, seremos competitivos en costos con el aceite de palma, señaló Ticku. 

Por ahora la WWF recomienda el uso del aceite de palma certificado por RSPI (estándar de terceros independiente que protege el medio ambiente y las comunidades locales) únicamente de origen sostenible.

Nosotros podemos poner un poco de nuestra parte buscando productos alternativos o verificando la procedencia del mismo. Con pequeñas acciones hacemos mucho por el planeta.