¿Te gustan las suculentas? ¡Cuidado!, podrían venir del tráfico ilegal en Sudáfrica

¿Te gustan las suculentas? ¡Cuidado!, podrían venir del tráfico ilegal en Sudáfrica

El gobierno de Sudáfrica reporta que son cada vez más las suculentas que se confiscan en caminos y aeropuertos, debido a la extracción ilegal poco controlada.

Las suculentas, que antes eran consideradas como plantas para los pobres en Sudáfrica, se han puesto de moda a nivel internacional en los últimos años. Ya que son apreciadas por sus extravagantes y esculturales formas.

Debido a ello, ahora las suculentas son víctimas de una oleada mundial de saqueos furtivos de suculentas impulsada por la creciente demanda de coleccionistas y aficionados de todo el mundo. Especialmente de China y Corea, según los expertos.

Sudáfrica alberga aproximadamente un tercio de todas las especies de suculentas, según el Fondo Mundial para la Naturaleza. Los especialistas afirman que esta oleada de saqueo furtivo supone una grave amenaza para la biodiversidad.

La pandemia de Covid-19 ha impulsado la industria de plantas de interior que ya estaba en auge. Y los centros de jardinería han informado de un notable aumento de las ventas de plantas de interior desde que se impusieron los confinamientos en muchos países en 2020.

Según las autoridades, la pandemia también ha cambiado la manera de operar de los saqueadores furtivos de suculentas. Hace unos años, las personas que la policía detenía eran casi todas extranjeras; sobre todo, titulares de pasaportes chinos y coreanos.

¿Te gustan las suculentas? ¡Cuidado! Podrían venir del tráfico ilegal en Sudáfrica
Foto: Unsplash

Pero desde que la pandemia obligó a restringir los viajes, los compradores extranjeros han contratado a los locales para que se dediquen al saqueo furtivo.

Este cambio ha enfrentado a las autoridades de conservación del país con un número creciente de jóvenes desempleados. Ellos ven en estas plantas la posibilidad de salir de la pobreza extrema.

El problema del saqueo de suculentas en Sudáfrica

En los jardines botánicos e invernaderos en las provincias del Cabo Occidental y el Cabo Norte. Donde la epidemia del saqueo furtivo es más grave, los botánicos apenas pueden lidiar con la llegada masiva de suculentas que han confiscado de saqueadores furtivos.

Como son demasiadas para volver a plantarlas en la naturaleza, y ante el riesgo de que hacerlo pueda contaminar las poblaciones salvajes del lugar. Las autoridades esperan mantener viva a la mayor cantidad posible de estas plantas hasta que se tome una decisión a largo plazo sobre qué hacer con ellas.

Detener la oleada de saqueo furtivo es un gran desafío. La realidad es que el gobierno de Sudáfrica no tiene personal para vigilar las tierras donde crecen las suculentas.

Además, los especialistas en delitos de plantas reconocen que pocos policías o funcionarios de aduanas son siquiera capaces de identificar una Conophytum. Y mucho menos diferenciar una planta de vivero de una cosechada en el medio silvestre.

Si bien el número de detenciones por saqueo furtivo está aumentando, se detienen a pocos de los implicados en estas operaciones ilegales.

Por lo general, a los condenados se les ofrece la posibilidad de elegir entre pagar una multa y recibir una sentencia suspendida. O, en su defecto, cumplir una breve pena de cárcel.

Vender plantas ilegales en eBay

El saqueo furtivo de plantas no es un fenómeno nuevo. Sin embargo, internet ha abierto por completo el mercado, según dijo a The New York Times Carly Cowell. Ella es una científica sudafricana que trabaja en el Real Jardín Botánico de Kew, en Inglaterra.

Cowell participó en un proyecto reciente que usaba inteligencia artificial para rastrear el comercio ilegal en línea. Donde confirmó lo fácil que es poner un anuncio de venta de plantas, aunque estas sean ilegales.

Un estudio reciente de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas, una organización internacional que lucha contra el comercio ilegal de especies silvestres, descubrió que unas 365 plantas medicinales amenazadas se vendían abiertamente en Amazon y eBay.

¿Te gustan las suculentas? ¡Cuidado! Podrían venir del tráfico ilegal en Sudáfrica
Foto: Unsplash

Por ello, Sudáfrica tendrá dificultades para contener la ola de saqueos furtivos hasta que las especies demandadas estén más disponibles a través de fuentes legales, como los viveros. Un problema que, de no resolverse, se hará más terrible de lo que ya es.

Suscríbete a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico. Da clic aquí.

También te recomendamos: Animales y plantas viven confundidos por el cambio climático